martes 17/5/22

El juzgado de instrucción 14 de Barcelona ha imputado por presunta corrupción a siete cargos de los Bomberos de la Generalitat, tras hallarse indicios de facturas hinchadas y de pagos de comisiones del 2 % en el servicio de mantenimiento de los vehículos del cuerpo. El responsable de la empresa contratista en Cataluña, la sevillana Iturri, Eduardo José Díaz, también ha sido imputado en este caso.

La jueza ha citado a declarar el viernes al que fue director general de Prevención y Extinción de Incendios hasta el pasado mes de junio, Manel Pardo, y a su sucesor, Joan Delort.

La misma información apunta que se han encontrado facturas duplicadas y hasta triplicadas de reparaciones que nunca se realizaron en camiones de extinción de incendios.

El jefe del servicio técnico de Bomberos advirtió en abril de que el contrato de la empresa Grupo Iturri ya no tenía saldo después de compensar el primer trimestre la desviación presupuestada del ejercicio anterior, que cerró con una deuda de algo más de 1,7 millones.

El Departamento de Interior catalán sostiene que no hay «ningún indicio» de que altos cargos de los Bomberos de la Generalitat se hayan beneficiado económicamente de los contratos del cuerpo que investiga la justicia, pero admite «episodios de insuficiencia de crédito» por «disfunciones» en los procesos de licitación. Fuentes de la consellería aseguran que se está actuando con «total transparencia» ante la investigación.

Imputada la cúpula de Bomberos de la Generalitat por corrupción
Comentarios