sábado. 13.08.2022

El abogado de Juana Rivas, Carlos Aránguez, presentó ayer una querella contra el juez Manuel Piñar, titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada, por prevaricación continuada y por maltrato institucional a la madre de Maracena, a quien condenó en primera instancia a cinco años de prisión por la sustracción de sus dos hijos menores. Denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que los cometió con «sus ilegales decisiones durante la tramitación de la ejecutoria del caso», informó la defensa.

La demanda defiende que el juez Piñar, «careciendo absolutamente de competencia para ello, ha tramitado un expediente de indulto con la única intención de informar negativamente sobre dicho beneficio, con absoluta parcialidad (alterando intencionadamente la realidad) y ocultando la propia existencia de ese expediente a la defensa». Sostiene que el magistrado, «sabiendo perfectamente que la sentencia condenatoria firme que se despachaba en la ejecutoria de Juana Rivas fue dictada por el Tribunal Supremo, ha usurpado las atribuciones de nuestro más alto tribunal, dando lugar a la existencia de dos expedientes de indulto paralelos». Uno de ellos, añade, debidamente informado por el Supremo y otro, «al que jamás debió darse curso, que fue informado con manifiesta parcialidad por el querellado». La defensa de Juana Rivas mantiene, en definitiva, que Piñar «dictó varias resoluciones a sabiendas de su injusticia, con clara falta de imparcialidad y objetividad». «Las decisiones se amparan en tres absolutas falsedades: que la querellante no se había arrepentido de su conducta, que había reiterado la conducta de sustracción de menores en el extranjero y, lo más grave, que habría permitido el abuso sexual de uno de sus hijos .

Juana Rivas se querella por prevaricación contra el juez que la condenó
Comentarios