domingo. 26.06.2022

El juez imputa a Monedero por el cobro de facturas falsas de Podemos

Los investigadores creen que Neurona tiene características de una sociedad instrumental
DL17P28F2-19-24-54-6.jpg

Juan Carlos Monedero, ex alto cargo de Podemos, deberá explicar en sede judicial sus relaciones económicas con la consultora Neurona, que según la justicia fue creada ‘ad hoc’ para suscribir un contrato electoral con la formación de Pablo Iglesias en la campaña de las generales de 2019. El magistrado Juan José Escalonilla le ha citado en calidad de investigado (lo que sería imputado antes de la última reforma procesal) para el próximo 15 de marzo, dentro de la causa donde indaga sobre la supuesta financiación irregular de la formación citada.

Las pesquisas sobre Monedero —del que el juez ha pedido sus antecedentes penales— figuran en una pieza del caso que había estado secreta hasta finales de la semana pasada, y a la que se ha aportado un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía. Según sus conclusiones (citadas por EP), el conocido politólogo recibió el 25 de enero de 2019 una transferencia de 26.200 euros de Neurona Consulting, que luego justificó con una factura que los agentes tachan de «falsa» —hay otras que también se están investigando, pero los agentes se han centrado en ésta—, al «reunir suficientes indicios que hacen pensar... que habría sido elaborada ‘ad hoc’», esto es, que se habría construido solo para amparar ese ingreso pese a la presunta inexistencia de los trabajos aludidos.

En esa factura —que el exdirigente de Podemos tuvo que entregar a su banco tras serle bloqueada la cuenta por recibir un ingreso importante (esos 26.200 euros) sin aparente justificación, y al amparo de la legislación contra el blanqueo de capitales— figura que correspondería a «300 horas de consultoría presencial en Buenos Aires, México y Colombia». Tiene fecha de 30 de diciembre de 2018 y su importe se ha redondeado hasta los 30.000 dólares.

El juez sospecha de este pago por varias razones, desde su fecha (un domingo) hasta que sólo figura el emisor (una filial mexicana de Neurona), «cuando lo lógico es que si fue Juan Carlos Monedero el prestador de dicho servicio sea expedida por él, no conteniendo además el receptor» ni otra información.

Sin otra actividad conocida También sospecha el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid que, dado que la polémica factura tiene el número 1 ello «permite concluir racionalmente, en base a su fecha, que a un solo día de terminar el año no se han emitido más facturas, y por tanto no ha tenido actividad». De ahí que concluya, basado además en las pesquisas policiales y en datos de la Seguridad Social, que Neurona solo fue contratada por Podemos —no consta prestación de servicios a otras empresas salvo el cobro de comisiones a la sociedad Creative Advice Interactiva Group SA por importe de 308.257 euros—, pese a carecer de «experiencia previa en la prestación de servicios en una campaña electoral» y, además, tampoco consta que tuviera trabajadores.

Según los investigadores, Neurona tiene características de una sociedad instrumental.

El juez imputa a Monedero por el cobro de facturas falsas de Podemos