lunes. 27.06.2022
                      Luismi Ortiz
Luismi Ortiz

El volcán de La Palma emitió ayer más lava y cenizas a la atmósfera, con lo que ha empeorado la calidad del aire en algunas zonas y ha incrementado el caudal de las coladas, una de las cuales amenaza con cortar una de las dos carreteras de acceso a Puerto Naos, en Los Llanos de Aridane, vital para los pueblos costeros de la isla. Sería además una dificultad añadida para las labores de riego y para los trabajos de las desaladoras, así como para el traslado de maquinaria. El volcán ha expulsado entre 94 y 110 millones de metros cúbicos, suficiente para llenar 28.000 piscinas olímpicas. La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, destacó ayer la labor de más de un centenar de científicos presentes en La Palma, que están «volcados en salvar vidas en la isla», y el conocimiento que generan servirá para preservar «la vida y el ecosistema del mañana». | EFE

La lava amenaza a pueblos costeros