domingo 25/10/20

Martín Villa niega tajante ante la jueza argentina crímenes en la Transición

La acusación de la querella de los crímenes del franquismo pide a Servini que lo procese
Colectivos memorialistas exigen ayer un «juicio a Martín Villa y al franquismo. JESÚS DIGES

Rodolfo Martín Villa compareció ayer ante la juez argentina que instruye la querella de víctimas de los crímenes del franquismo. En un despacho del consulado del país sudamericano en Madrid, el exministro del Interior en los gobiernos de la Transición fue interrogado por videoconferencia por la magistrada María Servini. Está investigado por su presunta responsabilidad en varios episodios sangrientos ocurridos entre 1976 y 1978. En concreto, se le atribuyen delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad por las cinco muertes en un desalojo policial durante una huelga en Vitoria, el asesinato de un joven en Madrid por parte de los Guerrilleros de Cristo Rey tras una marcha pro amnistía, o el operativo policial en la plaza de toros de Pamplon durante unos Sanfermines, que dejó un fallecido.

Fuentes jurídicas señalaron que Martín Villa, nacido en León hace 85 años, defendió su inocencia en estos hechos y alabó el papel de la Transición, la etapa puente entre el final del franquismo y la «ansiada» democracia.

La juez Servini tiene ahora diez días hábiles para acordar su procesamiento, decretar el archivo provisional o pedir una prórroga para reclamar nuevas pesquisas.

APOYO PRESIDENCIAL

La declaración del querellado llegó con polémica. Primero porque la causa fue abierta en 2010, luego por las trabas impuestas por las autoridades españolas para colaborar y, en último término, por el escrito de apoyo a Martín Villa enviado a Servini por 19 personalidades políticas y sindicales.

En esta lista están los expresidentes Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Todos ellos, claro está, alabando su papel para que no descarrilase la transición a la democracia.

Para las víctimas, este jueves fue muy importante, ya que podría cambiar la tradicional inacción de las autoridades y de la judicatura española, «basada en el olvido, la amnesia y el silencio», y parapetadas en ese muro infranqueable de la ley de amnistía de 1977. Andoni Txasko fue uno de los cien heridos en la intervención policial de Vitoria de 1976, perdió un ojo y y lamentó que nadie fuera juzgado por estos hechos, al igual que el resto de violentos episodios denunciados.

Más de 200 agentes de distintos grupos de la Guardia Civil participan desde ayer en el dispositivo desplegado en la sierra de Cádiz para localizar a los autores de los disparos que han herido a tres agentes que participaban en una operación contra una plantación de marihuana en la zona del Coto de Bornos.

La operación se desplegó ayer por la tarde después de que al menos tres miembros de una banda de delincuentes recibiera con disparos de armas de caza a los agentes, que vestían de paisano, ya que formaban parte de una unidad de investigación, según han indicado a Efe fuentes próximas a la investigación. Uno de ellos está ya detenido, pero los agentes, con ayuda de perros y de un helicóptero, rastrean la zona en busca de los otros dos fugitivos.

La Guardia Civil cree que los autores de los disparos son delincuentes locales que conocen a la perfección el terreno escarpado y de difícil acceso de la zona.

Una difícil orografía que les ha ayudado a encontrar lugares recónditos para desplegar plantaciones de marihuana y, ahora, para esconderse.

Fuentes próximas a la investigación creen que es posible que, al ver llegar a los agentes sin sus uniformes, los delincuentes creyeran que eran miembros de otra banda que quería robarles la plantación. De hecho, los ‘vuelcos’ de droga, como se conoce el robo de mercancías entre bandas de narcotraficantes, se han dado por la zona, lo que ha hecho que algunas bandas custodien las plantaciones armados, especialmente en la época en la que se acerca la recolección.

Los delincuentes efectuaron los disparos contra los agentes apenas estos se bajaron de su vehículo, según la fuente.

Martín Villa niega tajante ante la jueza argentina crímenes en la Transición
Comentarios