jueves. 30.06.2022

El Gobierno ha reprochado este lunes al rey Juan Carlos que culmine su primer viaje a España después de dos años sin haber dado explicaciones sobre sus actos «nada éticos, ni ejemplares», y por no haber sido «más cuidadoso» durante los días que ha estado en Sanxenxo (Pontevedra) de regatas.

El malestar del Ejecutivo lo ha verbalizado la portavoz, Isabel Rodríguez, después de que don Juan Carlos dejara entrever que no piensa rendir cuentas por lo hecho en los últimos años y por la manera cómo manejó su dinero en el extranjero a espaldas de Hacienda. «¿Explicaciones, de qué?», espetó el anterior jefe del Estado ayer, domingo, al ser preguntado por los medios en Sanxenxo, donde se ha hospedado desde el pasado jueves en el chalé de su amigo de la vela Pedro Campos.

El emérito voló ayer desde Vigo a Madrid para reencontrarse en el Palacio de la Zarzuela con Felipe VI, la reina Sofía y otros familiares como colofón a su viaje a España.

A su llegada al recinto de la Zarzuela, a las 10.00 horas, no hizo declaraciones y se limitó a saludar con la mano al medio centenar de personas que le mostraron su apoyo con vítores y banderas de España.

Rodríguez ha lamentado que haya perdido la oportunidad de pedir perdón y dar explicaciones públicas por sus actos «nada éticos, ni ejemplares» y que debería haber sido «más cuidadoso» en esta visita. «Debía haber aprovechado esta presencia y esta visita, con esta dimensión pública de publicidad, para dar cuenta de aquellas acciones que hemos conocido y que no son compatibles con la ejemplaridad y transparencia de una institución como la Casa del Rey», ha reconvenido Rodríguez en declaraciones a RNE.

El PSOE insiste en que dé explicaciones y pida disculpas y evita valorar el recibimiento