martes 17/5/22

Los más acérrimos seguidores del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, especulan con su regreso a Cataluña a lo largo de 2022. Hablan incluso de que las bases secesionistas tienen que prepararse para ese retorno. El propio dirigente nacionalista abonó los rumores, con un mensaje, el día que cumplía 59 años, a finales de diciembre, que no ofrecía dudas. «El tiempo no se para, pero nosotros tampoco. Los 60 los celebraremos juntos en casa», afirmó.

Una parte del independentismo ansía su vuelta como agua de mayo para intentar reavivar el ‘procés’, pero que nadie espere, como alguna vez han insinuado dirigentes de su partido, que cuando vuelva será para ser restituido en el cargo y reactivar la declaración de independencia que él mismo dejó aparcada antes de huir a Bruselas. Desde octubre de 2017, en que marchó hacia la capital belga, el expresidente ha puesto en marcha una ofensiva legal contra España para tratar de ganar su libertad. Su entorno lleva tiempo especulando con un regreso inmediato, siempre y cuando Luxemburgo resuelva que tiene inmunidad y que las euroórdenes no tienen efecto. Por ello, el foco está puesto en dos decisiones: la prejudicial presentada por el juez Llarena ante el Tribunal de Justicia de la UE sobre las euroórdenes y el recurso contra el Parlamento Europeo por la retirada de la inmunidad parlamentaria. También está la vía del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que examina los recursos contra las condenas del Supremo a los líderes del ‘procés’, pero esta causa puede durar años. En paralelo, se ha abierto el debate sobre qué papel debe jugar Puigdemont. En el seno del parlamento paralelo creado por el expresidente desde Waterloo, hay voces que le piden que deje la presidencia de Junts.

Puigdemont especula otra vez con su vuelta a España durante 2022
Comentarios