sábado 5/12/20

Puigdemont y Junqueras abren la batalla electoral catalana con un choque frontal

Puigdemont sostiene un cartel con la imagen de Junqueras. SEEGER
Puigdemont sostiene un cartel con la imagen de Junqueras. SEEGER

La carrera electoral en Cataluña, a la espera de conocerse la fecha de los comicios, que podría retrasarse más allá del 4 de octubre como consecuencia del rebrote del coronavirus, ha arrancado con un choque frontal entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, el primero ofreciendo una entrevista en ‘prime time’ en TV3 y el segundo con la publicación de un libro.

El expresidente y el exvicepresidente aseguran que han vuelto a retomar su relación, tras tres años en los que ni siquiera se carteaban, pero la estrecha distancia entre ERC y JxCat en las encuestas anticipa una campaña de cuerpo a cuerpo, como la que ya libran los dos principales referentes del independentismo.

En su libro, Puigdemont salda cuentas y denuncia «traiciones» de ERC y acusa a su vicepresidente de «desleal». El exjefe del Ejecutivo catalán critica también que los republicanos le dejaron solo ante el peligro en octubre de 2017. La semana de Puigdemont, que sigue sin confirmar si será candidato a la Presidencia de la Generalitat, culminará el sábado con la asamblea constituyente de su nuevo partido, Junts per Catalunya, con el que pretende enterrar al PdeCAT y crear una especie de plataforma transversal.

Puigdemont ha ganado los dos duelos en las urnas con Junqueras, las autonómicas de 2017 y las europeas del año pasado. Esquerra parte ahora con ventaja, pero JxCat se acerca. El líder republicano ofreció el domingo una puesta en escena totalmente diferente a la que acostumbra. Junqueras salió al ataque de forma vehemente, y lanzó dardos a su adversario: «Me parece que mi obligación era quedarme y no ir al exilio». En otras ocasiones había dicho que se quedó por «responsabilidad». «Quien cuestione lo que hemos hecho que venga y se pase tres años en la prisión», dijo, a quienes desde JxCat llaman ‘botiflers’ (traidores) a ERC. «Yo soy más independentista que nadie», remató.

Puigdemont y Junqueras abren la batalla electoral catalana con un choque frontal