jueves. 11.08.2022

El ex vicepresidente económico en la etapa de gobierno de José María Aznar, Rodrigo Rato, ha reiterado su inocencia y ha afirmado sentirse «completamente indefenso» «ante la omnipotencia e impunidad constante de determinadas instituciones del sistema de Justicia», tras conocerse que la Fiscalía pide 83 años de prisión para él por un total de 15 delitos.

«No debería ser este el momento procesal para plantear una nueva causa, ante la endeblez de la efectivamente realizada, amparándose en la impunidad del papel institucional que nuestro ordenamiento jurídico otorga a los fiscales», señala Rato. «Ante la omnipotencia e impunidad constante de determinadas instituciones de nuestro sistema de Justicia, no puedo sino sentirme completamente indefenso. Reitero mi inocencia de los delitos que se me atribuyen, retirando los argumentos y pruebas que durante 6 años he planteado. Me remito a mi escrito de defensa que presentaré ante el juez en su fecha», afirma el expresidente de Bankia.

Para el ex director generente del FMI, «resulta increíble que una institución pública de la Justicia española utilice estos modos para atacar y dañar la imagen y el honor de una persona». Rato alude así a la nota publicada este martes por la Fiscalía Anticorrupción sobre su escrito de acusación en la causa que se sigue contra Rato en el Juzgado número 31, y en el que solicita que el exbanquero sea procesado por 11 delitos contra la Hacienda Pública, un delito de blanqueo de capitales, uno de insolvencia punible, un delito de corrupción en los negocios y un delito continuado de falsedad en documento oficial y mercantil. «Antes de dar a conocer el escrito de acusación y por lo tanto darme capacidad de defensa, la Fiscalía Anticorrupción divulga sus argumentos en una nota de prensa, algo especialmente excluido en un procedimiento sumario», indica el exministro de Economía.

En este sentido, recuerda que la Fiscal General hizo alusión a un inminente Código de Buenas Prácticas que Rato espera contenga reglas «respecto a la filtración interesada».

Rato se siente «indefenso» ante la «impunidad» de las instituciones
Comentarios