viernes. 19.08.2022

El Tribunal Supremo confirmó la sanción de seis meses de suspensión de empleo a un guardia civil destinado en Valladolid que, junto a otro compañero, ofreció y vendió vino de una bodega a distintos establecimientos estando en servicio activo y vistiendo de uniforme.

Es más, los clientes que adquirieron el vino lo hicieron porque ambos agentes se lo habían ofrecido «vistiendo de uniforme», ya que ya disponían «de sus propios proveedores», señala la resolución de agosto de 2021 de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que imponía la sanción que ahora ha ratificado el alto tribunal. La resolución rebajaba dos meses la sanción disciplinaria de suspensión de empleo como autor de una falta muy grave «consistente en desarrollar cualquier actividad que vulnere las normas sobre incompatibilidades». Ambos guardias civiles estaban destinados en Laguna de Duero.

Sancionado un guardia civil por vender vino con el uniforme
Comentarios