viernes 22/10/21

El temporal pierde fuerza tras dejar un rastro de destrucción en el Este del país

Castilla-La Mancha pide la declaración de zona catastrófica y Cataluña compensará a los damnificados
Una vecina participa en la limpieza de los daños del temporal en les Cases d’Alcanar (Tarragona). Q. GARCÍA

Después de la tormenta no vino la calma, sino que llegó la hora de hacer recuento de los daños causados por el temporal. El paisaje dejado por la gota fría en las zonas más afectadas de la Península es devastador: barro, viviendas inundadas y coches y muebles inservibles arrumbados en las calles. Un día después del paso de la depresión aislada en niveles altos (Dana) por media España, el aguacero prosiguió ayer, si bien hoy las lluvias tienden a estabilizarse. La imprudencia también causó estragos. Dos turistas alemanas de 23 y 25 años que se bañaban en aguas de Cala Mandia, en el municipio mallorquín de Manacor, perecieron ahogadas cuando se adentraron en el mar revuelto.

El temporal se desplazó ayer hacia el este y dejó su huella en la provincia de Murcia. En Aguilas un torrente se abrió paso entre ramblas y calles, donde trombas de agua descargaron hasta 25 litros por metro cuadrado. El concejal de seguridad, Tomás Consentino, confesó que las precipitaciones les pillaron desprevenidos.

La rebelión climática está dejando datos sorprendentes. Según la Agencia Estatal de Meteorología, 41.000 rayos cayeron el miércoles en España. Tantos son los perjuicios ocasionadas por Dana en Cataluña que la Generalitat estudia pedir la declaración de zona catastrófica. El presidente del Govern, Pere Aragonès, aseguró que la Administración autonómica aportará ayudas allí donde no lleguen las indemnizaciones de las aseguradoras. Los servicios de protección civil de la Generalitat notificaron que 77 personas tuvieron que ser evacuadas en Alcanar (Tarragona), donde cayeron en solo tres horas 252 litros por metro cuadrado, más de la mitad de las precipitaciones habituales que reciben en un año.

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ya tiene decidido pedir la ayuda de emergencia al Estado. Pueblos toledanos como Argés, Cobisa, Guadamur y Polán aún hacen balance de los bienes echados a perder. La ruina de buena parte del mobiliario urbano saltaba a la vista. Llevará días reparar la red de abastecimiento de agua potable y multitud de viviendas anegadas por el lodo. En Cobisa, una cadena humana rescató a dos ancianas.

El temporal pierde fuerza tras dejar un rastro de destrucción en el Este del país
Comentarios