lunes 17/5/21

Ultimátum de ERC a Junts para que Aragonès sea investido el 1 de mayo

Los republicanos proponen un nuevo referéndum unilateral si la mesa de negociación fracasa
Pere Aragonès y la vicepresidenta del Govern. RUBÉN MORENO

Esquerra cargó este lunes toda la responsabilidad en Junts por la falta de acuerdo para formar gobierno. Los republicanos señalaron a la división interna que hay en la formación de Puigdemont como un obstáculo para desencallar la investidura y le lanzaron un ultimátum: la investidura de Pere Aragonès debe producirse entre el 23 de abril y el 1 de mayo.

«Las excusas se han de acabar», afirmó ERC. No obstante, el ultimátum se quedó cojo, pues no precisó qué consecuencias tendría el incumplimiento.

Podría ser la búsqueda de socios alternativos, como los comunes y el PSC, pero esta cuestión a día de hoy no está sobre la mesa. Junts, mientras, se lo toma con calma. Tiene la sartén por el mango de la negociación y no tiene prisa. «No nos sentimos presionados», afirmó Elsa Artadi. «No nos marcamos fechas», avisó. A su juicio, la única data que vale es la del 26 de mayo, que es cuando expira el plazo para ponerse de acuerdo y cuando se agotaría la legislatura y se convocarían elecciones.

Artadi pidió más «discreción» y «prudencia» a los republicanos y «no apuntar» contra ellos como culpables de que no haya acuerdo. Junts reclama coordinación entre los dos grupos en Madrid y «respeto» por su funcionamiento interno. Y, además, este lunes contraatacó. La Consejería de Interior, en manos de los postconvergentes, hizo público el protocolo de los Mossos para el uso de las balas de foam. Este era uno de los puntos del acuerdo entre ERC y la CUP que ahora puede quedar en papel mojado.

El caso es que tras semanas de negociación y después de dos investiduras fallidas de Pere Aragonès, ERC decidió este lunes cambiar su estrategia.

Hasta la fecha, había evitado dar detalles del contenido de las conversaciones. Los republicanos, en cambio, dieron a conocer algunos puntos de su propuesta de gobierno. Esquerra habla de articular un espacio de dirección colegiado para tomar las decisiones estratégicas sobre cómo avanzar hacia la independencia. En ese foro estarían presentes los tres partidos independentistas, la ANC y Omnium y también debería contar con Carles Puigdemont. Sobre la hoja de ruta secesionista, los republicanos proponen hacer compatible la mesa de diálogo con el Gobierno central para la búsqueda de una salida a la cuestión catalana con ir preparando «en paralelo» el próximo embate contra el Estado. Si la mesa fracasa, Esquerra propone un nuevo referéndum unilateral. La presión aumenta entre los dos posibles socios y también entre las entidades soberanistas y los grupos radicales, que se empiezan a impacientar.

A primera hora de este lunes, muñecos identificados con las siglas de ERC, Junts y la CUP aparecieron colgados de la cabeza en 39 puentes de toda Cataluña. «52%, queremos la independencia. Primer aviso», rezaban algunos de los carteles.

Reivindicó la amenaza un colectivo, llamado L’Estaca, que ya ha cometido varios ataques a repetidores de telecomunicaciones.

Ultimátum de ERC a Junts para que Aragonès sea investido el 1 de mayo
Comentarios