jueves 26/5/22

Iberdrola sufrió el pasado 15 de marzo un ciberataque que se saldó con el robo de información personal de 1,3 millones de clientes, según ha confirmado la compañía. Los atacantes se hicieron con información como el DNI, domicilio, teléfono o dirección de correo electrónico. No obstante, según fuentes de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de la Policía, que se ha hecho cargo del caso, los hackers no se hicieron con datos «sensibles» de los abonados a la compañía, como sería el número de la cuenta corriente, el de las tarjetas de crédito o información sobre el consumo.

La compañía, que ha reconocido la envergadura del ataque y la sustracción de los datos de millones de sus clientes, aseguró ayer que el incidente «se resolvió el mismo día» y que los datos bancarios no se filtraron. «Al día siguiente, una vez cerrada la brecha, la compañía detectó ataques masivos que no consiguieron su objetivo», explicaron portavoces de la multinacional.

Una filial, el objetivo El ataque en sí tuvo como objetivo la filial de la distribuidora I-DE Redes Eléctricas Inteligente, que de inmediato notificó los hechos a la Policía y a la Agencia Española de Protección de Datos. A raíz de esta intrusión, Iberdrola ha comenzado a alertar a su clientes para que estén especialmente atentos a correos electrónicos y otras comunicaciones que no se identifiquen de forma clara o que «pidan información reservada como número de cuenta, datos de tarjetas de pago o claves de acceso a servicios», además de mensajes de procedencia desconocida con archivos adjuntos.

Portavoces de Iberdrola recordaron que esta ofensiva tuvo lugar de forma prácticamente simultánea a otros ataques en España y en Europea, como los que sufrió la red de Cercanías. ,

Un ataque ruso a Iberdrola se salda con el robo de datos de 1,3 millones de clientes
Comentarios