domingo. 27.11.2022

Biden promete una «nueva era» de diplomacia tras la retirada de Kabul

Hizo un alegato contra el aislacionismo cuando sus aliados dudan de la intención de EE UU en el mundo
Antonio Guterres recibe en la ONU al presidente de EE UU, Joe Biden, quien aboga por la nueva diplomacia. ESKINDER DEDEBE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió ayer su «competición vigorosa» con China, pero aseguró que no está tratando de embarcarse en un conflicto con ese país, durante su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU. «No estamos buscando una nueva Guerra Fría ni un mundo dividido en bloques rígidos», aseguró Biden sin mencionar expresamente a China.

La Asamblea General de la ONU arrancó ayer sus debates anuales, con alrededor de un centenar de líderes internacionales reunidos en Nueva York a pesar de la pandemia y con una agenda marcada por el covid, el cambio climático y la situación en Afganistán. Biden aseguró que el poder militar de EE UU debe ser «el último recurso», y no debe utilizarse para «solucionar cualquier problema». Defendió, además, que ese poder debe ser empleado en «colaboración» con los aliados y con una misión «clara y alcanzable».

El presidente norteamericano dijo que su país está abriendo una «nueva era de diplomacia» tras poner fin a «un periodo de guerra imparable» con la retirada de Afganistán. Cree que el mundo está empezando una «década decisiva» para el futuro del planeta, que dependerá de la capacidad de los países de «reconocer su humanidad común» y «actuar unidos».

Biden convirtió su discurso en un alegato contra el aislacionismo y el autoritarismo, en un momento de dudas entre sus aliados sobre las intenciones de Estados Unidos en el mundo. Trató de reivindicarse como gran promotor de la cooperación global, después de una serie de roces con sus aliados por la retirada de Afganistán y la crisis diplomática abierta con Francia por el contencioso de los submarinos. «Ahora que cerramos este periodo de guerra imparable, estamos abriendo una nueva era de diplomacia imparable», reiteró.

Su mensaje sobre el multilateralismo fue muy similar al que envió a sus aliados cuando llegó al poder en enero, después de los cuatro años de mandato de Donald Trump (2017-2021), cuya política de «Estados Unidos Primero» se tradujo en frecuentes desplantes a sus socios tradicionales. No obstante, no está claro que esos aliados recibieran la promesa de cooperación de Biden con el mismo entusiasmo que hace ocho meses, dadas las dudas que ha generado su caótica retirada de Kabul.

Biden promete una «nueva era» de diplomacia tras la retirada de Kabul
Comentarios