sábado. 28.01.2023

Un exceso de público y fallos en la seguridad del local están entre las causas más probables del incendio que dejó 234 muertos en una discoteca brasileña el pasado domingo, dijo ayer la Policía tras escuchar los testimonios de unos 30 testigos.

«Ya tenemos varios indicios de que ese establecimiento no podría estar funcionando. Si la discoteca cumpliese todas las exigencias no tendríamos una tragedia allá dentro», aseguró en declaraciones a periodistas Marcelo Arigony, uno de los comisarios de la Policía Civil del estado de Río Grande do Sul que está al frente de la investigación.

Según Arigony, la estrechez de la única puerta de salida de la discoteca Kiss, en la ciudad brasileña de Santa María, la presencia de un número de personas superior a la capacidad y el uso de un artefacto pirotécnico no permitido dentro del establecimiento son algunos de los indicios que comenzaron a darle un rumbo a la investigación.

El comisario Marcos Vianna, jefe de la investigación, apuntó que los testigos hasta ahora escuchados han dejado claro que la única puerta de salida era inadecuada para facilitar la evacuación y que había un público que rebasaba el aforo del establecimiento, que era de 691 personas.

El exceso del aforo, posible causa de la catástrofe de Brasil
Comentarios