martes 11/8/20

Los gigantes de internet plantan batalla a China por el recorte de libertades en Hong Kong

Las banderas de China y Hong Kong en la ciudad-estado. JEROME FAVRE
Las banderas de China y Hong Kong en la ciudad-estado. JEROME FAVRE

Las multinacionales estadounidenses Facebook, propietaria de WhatsApp además de la red social que lleva su nombre, Twitter y Google anunciaron ayer que dejarán de colaborar con la Policía de Hong Kong en la entrega de datos de los usuarios como respuesta a la nueva ley de seguridad nacional sobre el territorio impuesta desde Pekín.

Las empresas emitieron sendos comunicados en los que explicaron que pondrán «en pausa» las peticiones de las Fuerzas de Seguridad hongkonesas mientras analizan las implicaciones de la controvertida nueva normativa y si esta atenta contra los derechos humanos.

«Creemos que la libertad de expresión es un derecho humano fundamental y apoyamos el derecho de las personas a expresarse sin temor por su seguridad u otras repercusiones», indicaron desde la firma que dirige Mark Zuckerberg.

Desde Twitter afirmaron que «igual que muchas organizaciones de interés público, líderes de la sociedad civil y colegas de la industria», están «muy preocupados» ante el proceso que ha seguido y las intenciones de la ley de seguridad nacional. Y desde Google, el buscador de internet más usado del mundo, informaron de que ya empezaron a poner en suspenso las peticiones por parte de las autoridades desde el pasado miércoles «mientras revisan los detalles de la nueva ley».

Además, la popular aplicación de vídeos cortos china TikTok anunció que en los próximos días dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad nacional que China ha promulgado para el territorio, informa el diario local ‘South China Morning Post’.

«Tras los últimos sucesos, hemos decidido poner fin a las operaciones de la aplicación TikTok en Hong Kong», indicó un portavoz de la red social, citado por ese medio, que pronostica que el programa dejará de estar disponible para descargar en las tiendas de Apple y Google a lo largo de esta semana.

Así pues, ByteDance, la compañía china propietaria de TikTok, se convierte en la primera empresa de internet que se retira de Hong Kong tras la aprobación de la nueva ley, que da poderes a la Policía para obligarlas a colaborar en las investigaciones.

Y Hong Kong será el segundo mercado en el que TikTok deje de operar, tras haber sido bloqueada en India junto con decenas de otras aplicaciones chinas, al considerar Nueva Delhi que representan una amenaza para su soberanía digital, algo que podría costarle hasta 6.000 millones de dólares (5.326 millones de euros) en ingresos.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, indicó que Washington se está planteando restringir el acceso de sus ciudadanos a esta aplicación.

La ley, aprobada el 30 de junio y bajo la que ya se han producido las primeras acusaciones de detenidos, es vista por abogados y activistas hongkoneses como el posible fin de los derechos y libertades de las que se goza en la ciudad frente al resto de China.

Los gigantes de internet plantan batalla a China por el recorte de libertades en Hong Kong