sábado 29/1/22

Israel busca a seis presos fugados por un túnel de una cárcel de máxima seguridad

Los reos palestinos lograron huir de la denominada «caja fuerte» tras excavar con una cucharilla

La evasión, con tintes de película, de seis presos palestinos ha puesto en jaque al estricto sistema penitenciario de Israel, unos de los más seguros del mundo, que en la madrugada del lunes sufrió su mayor revés en décadas con la fuga, a través de un túnel en una cárcel de máxima seguridad, de seis presos palestinos juzgados por cometer atentados, cuatro de ellos condenados a perpetuidad. La policía y el Ejército lanzaron una espectacular búsqueda con fuerzas especiales y perros de rastreo apoyadas por drones y helicópteros para impedir que crucen la frontera del territorio ocupado de Cisjordania o de la vecina Jordania. El primer ministro israelí, Naftali Bennett, calificó la fuga de «grave incidente», y el departamento de prisiones reconoció que se había producido «una grave brecha de inteligencia y seguridad».

Los evadidos aprovecharon que a pocas horas del inicio de las fiestas del Año Nuevo judío, el número de funcionarios se había reducido en la prisión de máxima seguridad de Gilboa, situada en el noreste de Israel, a unos cinco kilómetros de Cisjordania y unos 15 de la frontera jordana. En un conteo de internos efectuado a primera hora de la madrugada saltó la alarma en el segundo módulo de la penitenciaria. Los seis reclusos no estaban en la celda que compartían. Un registro de urgencia descubrió poco más tarde el punto por el que habían huido.

Las versiones de la escapada que ofrece la prensa hebrea precisan que perforaron el suelo situado bajo el lavabo del servicio de la celda con cucharilla para acceder al sistema de galerías de evacuación, antes de llegar a la red de alcantarillado del segundo módulo, próximo al muro que rodea la denominada «caja fuerte». Luego alcanzaron el exterior a través de un túnel excavado bajo los muros de cemento que rodean la cárcel. Funcionarios del penal aseguraron haber visto en la zona un vehículo sospechoso en el que pudieron haberse alejado del área los convictos antes de ser descubierta la evasión. Uno de los fugados es Zacaria Zubeldi, exjefe de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa (un brazo armado del partido Fatah) en Yenín (norte de Cisjordania), fue condenado a perpetuidad, entre otras causas, por un atentado contra una sede del partido israelí Likud en el que murieron ocho personas en 2002, durante la Segunda Intifada. Los otros cinco evadidos son miembros de la Yihad Islámica y también originarios de Yenín.

Al parecer, la prisión había recibido información de inteligencia sobre un próximo estallido de disturbios en la cárcel durante las fiestas de Año Nuevo. Admitieron que pudo tratarse de una maniobra de distracción para desviar la atención sobre la fuga a través de un butrón y de una galería bajo tierra. Los 400 internos de Gilboa han sido trasladados a otras prisiones israelíes.

Israel busca a seis presos fugados por un túnel de una cárcel de máxima seguridad
Comentarios