domingo. 03.07.2022

Los errores de cálculo en la retirada estadounidense de Afganistán han provocado que miles de millones de dólares en equipamiento militar hayan caído en manos de los talibanes, que tendrán ahora acceso a «tecnología secreta» de las Fuerzas Armadas de EE UU. Desde helicópteros Black Hawk hasta rifles M16 pasando por un avión de ataque A-29 Super Tucano, rifles M4 y M16, sistemas de rifles de francotirador M24 y ametralladoras M2 calibre 50, drones, gafas de visión nocturna, radios y otros sistemas tecnológicos, vehículos militares Humvee y MRAP y sistemas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento.

Los talibanes pueden haber capturado cerca de un millón de piezas de material militar estadounidense, según una estimación del Departamento de Seguridad y Asuntos Internacionales de la Universidad de las Fuerzas Canadienses.

El director de ese departamento, Walter Dorn, consideró que esto supone «un gran desastre y una amenaza para la paz y la seguridad internacionales». Además del armamento pesado, Dorn dijo que gran parte del equipo de inteligencia, vigilancia y reconocimiento proporcionado por EE.UU. a las fuerzas de Afganistán «ahora puede ser utilizado por los talibanes para espiar al pueblo afgano». Otro riesgo de gran magnitud, apuntó Dorn, es que los insurgentes exporten las armas y equipos «a naciones y grupos hostiles a los países y valores occidentales».

Los talibanes se apoderan del arsenal estadounidense