viernes 27/11/20

Teherán anuncia una «respuesta aplastante» ante un posible ataque de Estados Unidos

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, aterriza en Tel Aviv en medio de un ambiente marcado por las noticias sobre un posible ataque a Irán antes de que Donald Trump deje el poder. La república islámica anunció este martes que dará «una respuesta aplastante» si se produce. Esas fueron las palabras del portavoz de su Gobierno, Ali Rabiei, tras la información publicada en el diario The New York Times. Parece que el presidente descartó finalmente esta opción, pero los medios estadounidenses e israelíes llevan varios días especulando con la posibilidad de un golpe a la república islámica antes de la llegada de Joe Biden. Rabiei, no obstante, lo calificó como «parte de la guerra psicológica» a la que se enfrentan e insistió en el carácter pacífico de su programa nuclear.

Trump tiene experiencia a la hora de enfrentarse de manera directa a su gran enemigo en la región y el pasado mes de enero ya dio luz verde al asesinato en Bagdad del general Qassem Suleimani, responsable de las operaciones en el exterior de la todopoderosa Guardia Revolucionaria iraní. Pese a las declaraciones grandilocuentes por parte de los dirigentes de Teherán, la respuesta entonces fue medida y quedó eclipsada por un error de las defensas antiaéreas que derribaron un avión ucraniano de pasajeros a los pocos minutos de su despegue de Teherán. Esta vez el objetivo es la planta de Natanz, donde en julio se produjo una explosión en la nave del complejo donde se desarrollan centrifugadoras de última generación. Todas las miradas apuntaron entonces a los servicios secretos israelíes. Trump se retiró de forma unilateral del pacto nuclear en 2018, pese a que los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) reflejaban que los iraníes cumplían lo acordado.

Pasos en falso

Dos años después, Teherán ya ha dado varios pasos que le alejan del texto pactado como medida de presión al resto de firmantes y a comienzos de mes la AIEA reveló que almacena doce veces más del uranio consensuado en el acuerdo que Trump consideraba «el peor acuerdo posible».

Un acuerdo que Biden podría tratar de recuperar ya que era el número dos de Barack Obama cuando se produjo su firma en 2015. Rechazo de Israel Israelíes y saudíes muestran su rechazo a la vuelta al diálogo con Teherán. «Si fuera iraní, no me sentiría cómodo porque si su enriquecimiento de uranio se aproxima a los niveles del armamento nuclear podrían encontrarse con el poderío militar de Estados Unidos u otros países», declaró a la Radio del Ejército el ministro de energía del Estado judío, Yuval Steinitz. Desde Riad, el ministro de Exteriores, Adel al-Jubeir, se expresó en la misma línea y aseguró que su país tiene derecho a hacerse con armas atómicas y que su uso contra la república islámica «es una opción para proteger nuestro territorio».

Teherán anuncia una «respuesta aplastante» ante un posible ataque de Estados Unidos
Comentarios