lunes. 04.07.2022
                      Convoy ruso en la carretera hacia Kiev. RUSSIAN DEFENCE MINISTRY PRESS
Convoy ruso en la carretera hacia Kiev. RUSSIAN DEFENCE MINISTRY PRESS

Rafael M. Mañueco | MOSCÚ

Desde ayer por la mañana las tropas rusas establecieron un alto el fuego con la intención de propiciar la evacuación de civiles de Kiev, Mariúpol, Járkov, Sumy y otras localidades, precisamente las más castigadas por los bombardeos, a través de corredores humanitarios. Así lo apuntaba la Oficina Interdepartamental para la Respuesta Humanitaria, explicando que tal medida se tomó «dada la catastrófica situación humanitaria reinante y su fuerte agravamiento» y debido a la petición personal al respecto del presidente de Francia, Emmanuel Macron, a Vladímir Putin.

Estos pasillos efectuarían la evacuación desde Kiev a la ciudad bielorrusa de Gómel, desde Mariúpol hacia la rusa de Rostov del Don y desde Járkov y Sumy hacia la localidad rusa de Bélgorod. El transporte estaba previsto en autobuses y, una vez en sus primeros destinos, los refugiados serían enviados por carretera, ferrocarril o avión a otros puntos «de alojamiento temporal» en distintas regiones de Rusia. La oficina humanitaria señaló que toda la información sobre el operativo fue trasladada a la ONU, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

«Exigimos a la parte ucraniana que cumpla estrictamente todas las condiciones para la creación de corredores humanitarios en las áreas enumeradas y que garantice una retirada organizada de civiles y ciudadanos extranjeros», señalaba el comunicado.

Pero la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshuk, respondió que «quieren que nuestros ciudadanos vayan a Rusia». Vereshuk deploró que se trata de una propuesta «absurda, cínica e inaceptable» y pidió a la ciudadanía atender únicamente la información que publiquen las autoridades de Kiev a través de los canales oficiales. La Presidencia ucraniana acusa a Rusia de utilizar los corredores humanitarios como pretexto para «reforzar sus propias posiciones militares en la tarea de conquistar completamente Ucrania».

«Toman como rehenes a mujeres y niños, colocan equipo y municiones en barrios residenciales de las ciudades y crean artificialmente una verdadera crisis humanitaria en las zonas ocupadas», denuncia el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas.

La trampa de Putin: todos los corredores humanitarios llevan a los refugiados a zona rusa
Comentarios