jueves. 09.02.2023

La UE propone expropiar a Rusia para reconstruir Ucrania

Apoya la creación de un tribunal especial para juzgar crímenes de guerra de las tropas rusas

La Unión Europea está decidida a que Rusia pague por la devastación causada durante la invasión a Ucrania. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen anunció aye una propuesta para expropiar los bienes y activos rusos congelados desde el inicio de la guerra y utilizarlos para financiar la reconstrucción del país. Además, la UE apoyará la creación de un tribunal internacional especial para juzgar los crímenes de guerra cometidos por el Ejército ruso y a aquellos dirigentes que dieron las órdenes.

Según detalló Von der Leyen, se estima que los daños económicos provocados por la guerra a Ucrania rondan los 600.000 millones de euros. Desde el inicio de la invasión, a través de las sanciones económicas, la UE ha congelado cerca de 300.000 millones de euros de las reservas del Banco Central ruso y otros 19.000 millones de euros de individuos y empresas que han apoyado la ofensiva rusa. La iniciativa europea propone ahora la creación de una estructura para «administrar» esos activos e invertirlos, de modo que las ganancias se destinen a Kiev. «Rusia y sus oligarcas tienen que compensar a Ucrania por los daños y cubrir los costes de la reconstrucción del país», aseguró Von der Leyen.

La idea, sin embargo, tiene muchos frentes abiertos. A pesar de que la UE asegura contar con los medios para que Rusia pague, fuentes comunitarias reconocen que «no será fácil» de llevar a cabo. «Requerirá de mucho apoyo de la comunidad internacional —incluido el de los socios del G7—, pero creemos que se puede hacer», aseguraron.

En paralelo, la UE quiere crear un tribunal especial para asegurarse de que los crímenes de guerra no queden impunes. Las torturas a civiles y las matanzas indiscriminadas en Bucha, Irpin, Izium, los bombardeos en Mariúpol... La Corte Penal Internacional trabaja para investigar y juzgar estos crímenes, pero su alcance es limitado. Al no ser Rusia un país firmante del Estatuto de Roma —documento que sienta las bases de la CPI—, ningún dirigente ruso puede ser juzgado por este tribunal, por lo que los autores intelectuales de estos crímenes —aquellos que dieron las órdenes— no serían condenados. «Rusia debe pagar por sus horribles crímenes, incluido su crimen de agresión contra un Estado soberano. Por eso, sin dejar de apoyar a la CPI, proponemos crear un tribunal especializado, respaldado por Naciones Unidas», destacó Von der Leyen.

La UE propone expropiar a Rusia para reconstruir Ucrania
Comentarios