domingo. 26.06.2022

Fin a la gran incógnita sobre la reunión de la Otan. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, no viajará a Madrid y hablará en videoconferencia en la primera sesión de la reunión internacional de la Alianza que se celebrará los días 29 y 30 de junio en la capital de España.

Ha sido el director adjunto de la Oficina Presidencial de Ucrania, Igor Zhovkva, quien ha confirmado este martes que la participación del líder ucraniano será telemática. Según ha afirmado el director adjunto de la Presidencia ucraniana, los temas de Ucrania y la agresión rusa jugarán un papel importante en la cumbre de la Otan.

La cumbre de la Otan reunirá entre el 29 y el 30 de junio a unos 40 jefes de Estado y de Gobierno en Madrid, coincidiendo con el 40 aniversario de la adhesión de España. Entre los asistentes estarán el secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, los 30 países aliados, cuatro países de Asia-Pacífico invitados (Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur), otros cuatro países miembros de la Unión Europea pero no de la Alianza, así como los titulares de la Comisión Europea y el Consejo Europeo.

Las dudas sobre el viaje de Zelenski a Madrid mantenían en vilo al Ministerio del Interior, que desde hace semanas ultima el despliegue de seguridad —que lleva el nombre de la diosa griega de la paz, Eirene, en clara alusión a la guerra en Ucrania— y que representará «el mayor dispositivo de seguridad de la historia de España», en palabras de sus responsables. Aún sin la presencia del presidente de Ucrania en Madrid, la protección de las personalidades reunidas movilizará más de 10.000 agentes —unos 6.550 policías nacionales, 2.400 guardias civiles y más de un millar de efectivos locales—.

Una cifra que, no obstante y según las estimaciones diplomáticas y militares, se engrosará con varios miles de agentes y funcionarios más, entre medios de Protección Civil y Emergencias, seguridad de Presidencia de Gobierno, recursos privados, especialistas de ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN), miembros del CNI y, sobre todo, personal de las propias delegaciones. Habrá también centenares de militares, en especial del Ejército del Aire, activados ante la posibilidad, todavía no confirmada, de que se cierre el espacio aéreo de parte de Madrid y de que los cazas de Torrejón sean puestos en alerta para garantizar esa clausura. No obstante, los responsables de Interior precisaron que las Fuerzas Armadas no participarán en el «operativo Eirene» de protección como tal de los asistentes.

Interior calcula que habrá que proteger directamente a cerca de 5.000 personas; entre ellas los 2.000 delegados propiamente de la cumbre. La protección alcanzará a unas 80 caravanas.

Zelenski reta a Putin y hablará en la cumbre de la Otan en Madrid
Comentarios