martes 28.01.2020
Más seguridad

Aena y Defensa expropian 15.000 metros junto al aeropuerto para mejorar la pista

La operación, que suma casi 200.000 euros, se desarrollará a lo largo del próximo año para optimizar el drenaje 

Lupa

Terrenos necesarios para adecuar el sistema de drenaje de la Virgen del Camino

 

El aeródromo de León ampliará su superficie total con 15.000 metros cuadrados más tras el convenio entre el Ministerio de Defensa y la sociedad estatal que gestiona los aeropuertos civiles, Aena, para la expropiación forzosa de esos terrenos, ubicados en la zona contigua al edificio destinado a la terminal. La actuación, según confirman desde Aena, «no afectará a la operatividad del aeródromo», y tienen como objetivo mejorar el encauzamiento de las aguas pluviales, que afectaban actualmente al entorno de la pista y a un camino vecinal, donde se había generado un socavón.

 

Con la expropiación forzosa de los 15.000 metros, que pertenecen a una única finca particular, como confirma fuentes militares, se amplía la zona de seguridad de las instalaciones aéreas y se corrige el recorrido de las aguas que irán directamente hacia un riachuelo próximo. La ampliación de terreno moverá la valla que acota el recinto del aeródromo por la que se trazará, como está actualmente, de nuevo el camino vecinal que corre paralelo a la acotación de las instalaciones militares y civiles.

  

El Boletín Oficial del Estado recoge el acuerdo entre la sociedad estatal aeroportuaria y el Ministerio de Defensa en el que se especifica que será Aena quien asumirá el pago de la expropiación que asciende a 60.000 euros, con un límite total de 78.000, a los que hay que sumar los 120.000 que costará la obra. A su vez, será el ministerio el que asumirá la titularidad de los bienes o derechos sobre los terrenos, así como la condición de órgano expropiante y beneficiario.

 

Las obras no interferirán en la operatividad de las instalaciones y desde Aena también inciden en que el proyecto ya está redactado, que se licitará el año que viene cuando comenzará su ejecución. El convenio entre la sociedad estatal y Defensa tiene una vigencia de cuatro años, pudiendo ser prorrogado durante otros cuatro.

 

El aeródromo de León es militar y, por lo tanto, sus controladores aéreos son soldados dependientes del Ejército del Aire. Sin embargo, los aviones civiles también operan a través del acuerdo con Aena y la construcción en 1995 de la terminal civil. De este modo, ambas entidades se encargan ahora de la expropiación de los terrenos próximos a este edificio para corregir el drenaje de la pista.

 

Las obras para la mejora del drenaje de la pista se suma a la actuación que está llevado a cabo el Ejército del Aire para modernizar la torre de control. El aeródromo militar de León, aunque abierto al tráfico civil, está próximo a la Academia Básica del Aire. Actualmente, la pista para las operaciones de las aeronaves mide tres kilómetros, tras la última ampliación en 2010, cuando también se instaló un sistema de aterrizaje para facilitar operaciones con baja visibilidad.

 

El aeropuerto de León ha sido utilizado en las últimas semanas para varios ejercicios de vuelo realizados por Airbus para su A-400, el avión de transporte más grande del Ejército del Aire. Este tipo de operaciones se suma a las llevadas a cabo desde el aeródromo de carácter militar y a los vuelos civiles, con una media de 420 cada mes. Se calcula que sobre el cielo leonés vuelan al menos 1.650 aeronaves mensualmente.

Aena y Defensa expropian 15.000 metros junto al aeropuerto para mejorar la pista