domingo. 26.06.2022

El Alvia regresa al trayecto entre León y Alicante a la espera del AVE

El 1 de julio se estrena la conexión, con la apertura del túnel de Torrejón de Velasco en Madrid
undefined
Uno de los trenes Alvia que circulan entre Gijón y León. RAMIRO

La gran solución para las comunicaciones de León por alta  velocidad ferroviaria es un túnel en Madrid. De Chamartín a Torrejón de Velasco, que permite conexiones directas entre las líneas del noroeste y del Levante. La gran solución para la movilidad futura del tren en León se abre el día 1 de julio, y empezará a filtrar trayectos de larga distancia entre León y el Mediterráneo mediante el servicio Alvia, a la espera de la creación de nuevas marchas, con AVE incluido.

León-Alicante es la primera expedición que se moverá bajo esta nueva galería, diseñada para filtrar la densidad de tráfico ferroviario que convoca la capital de España, epicentro de todas las rutas de tren en ese sistema  radial que domina el despliegue ferroviario. Se avanza este enlace con el retorno del Alvia Gijón-Alicante, que se llevó la pandemia, y regresa para marcar un trayecto de cinco horas y media entre la capital leonesa y la estación alicantina a partir del 1 de julio; con horarios previstos de salida de León a las 17.20 horas y llegada a las 22.50 horas; mientras que el trayecto inverso, partirá de Alicante a las 15.18 y llegará a León a las 20.48 horas.

El túnel de Torrejón de Velasco hasta Chamartín  forma parte de una actuación más amplia que incluye, además del nuevo acceso sur de alta velocidad a la capital de España, una galería directa  entre Chamartín y Puerta de  Atocha. Ese es el gran salto para la alta velocidad que conecta con la capital leonesa, ya que permitirá hilvanar las líneas de la traza del norte y el noroeste con las del sur y el este, enganches directos, al margen del transbordo.

Adif destaca el avance que aporta su apuesta para las conexiones entre las dos fachadas  peninsulares, que se derivará de  la acometida para duplicar el tramo de 28 kilómetros entre Puerta de Atocha y Torrejón de Velasco con una inversión superior a los 730 millones de euros. La estructura se ofrece para dar soporte al incremento de circulación que derivará de la liberalización ferroviaria del servicio de viajeros.

Tras siete años en León, la alta velocidad experimenta el primer avance; los trenes de largo recorrido pueden llegar más allá de Madrid sin que los viajeros tengan que poner pie en el andén.

Tren playero: siete horas en Gijón y siete horas de trayecto

En León, se sabe que es verano porque en la parrilla de la estación aparece la conexión del tren playero. El León-Gijón empieza la temporada el 1 de julio, con salida a las 9.25 horas y llegada a las 12.46; el retorno, se fija para las 20.25 horas y la entrada en la estación leonesa a las 23.48.

Circulará a diario entre las dos ciudades desde el primer día de julio y hasta el 31 de agosto, según consta en la planificación del servicio de viajeros de la operadora pública que explota la conexión. En el mismo sector ferroviario se cuestiona la eficacia de la oferta por resultar escasamente competitiva con otras fórmulas de desplazamiento a Gijón, destino preferente de los leoneses, también en periodo estival;  el tiempo de estancia en San Lorenzo es equivalente al trayecto del recorrido de ida y vuelta; casi siete horas de viaje para poco más de siete horas  en la arena.

La última fecha para abrir la Variante es la de mayo de 2023

Después de 4.000 millones invertidos y camino de los veinte años de duración de las obras, la Variante de Pajares entrará en servicio en mayo de 2023. Esa es la última fecha, la fecha de última hora, que le ofreció la ministra de Transportes al presidente del Principado de Asturias en un encuentro dirigido a avanzar en el desarrollo de las conexiones con el Principado de Asturias.

El jefe del Ejecutivo asturiano recordó que actualmente se están realizando las pruebas técnicas de seguridad necesarias para poner en marcha una infraestructura cuyas obras arrancaron en 2004 y que constituyen «una demanda histórica del pueblo asturiano» que, con su entrada en servicio en mayo del próximo año, verá culminada «una de sus grandes ambiciones». 

De esta forma, la alta velocidad ferroviaria, que permitirá la circulación de convoyes de viajeros y de mercancías a través de la variante, reducirá a poco menos de tres horas el trayecto entre Oviedo y Madrid frente a las cinco actuales y se desplazará por un trazado que reemplazará a la rampa de Pajares, con 79 túneles y construida en 1884, donde los trenes circulan a 50 kilómetros por hora. La obra es objeto de controversia por su diseño como por los sucesivos retrasos.

El Alvia regresa al trayecto entre León y Alicante a la espera del AVE
Comentarios