martes 19.11.2019

La atención médica a domicilio crece un 30% por el envejecimiento

La asistencia en las viviendas de los enfermos se disparó el año pasado casi un 30%, de modo que los médicos efectuaron 1.636 visitas más a los domicilios, las enfermeras 2.906 más y los pediatras, 12. Cada día, los servicios sanitarios de Atención Primaria atienden a 44 pacientes en sus casas. La cifra puede parecer escasa frente a las 8.937 consultas también diarias que se efectúan de media en los ambulatorios, pero el dato revela las nuevas necesidades médicas que plantea el envejecimiento poblacional. Así que mientras la demanda que atendieron los ambulatorios leoneses en 2018 se recortó, las peticiones sanitarias a domicilio crecieron. La falta de movilidad, las pluripatologías y la cronificación de algunas enfermedades favorecieron el incremento de la asistencia domiciliaria, según estiman los sanitarios.


La radiografía demográfica de León muestra que por cada 100 menores de 16 años se contabilizan 231 mayores de 64 años, es decir, el índice de envejecimiento alcanza el 231%, según el Instituto Nacional de Estadística. Una característica que también se aprecia en el aumento de las urgencias de Atención Primaria, que se incrementaron en 61.567. De los 3,7 millones de visitas realizadas por los profesionales de sanidad en 2018, la mayoría (3,2 millones) se efectuaron en las consultas de médicos, enfermeros, pediatras y otros profesionales y 71.858 se realizaron a los domicilios.

La atención médica a domicilio crece un 30% por el envejecimiento