jueves 22.08.2019
EDUCACIÓN

Aún menos profesores y menos colegios

El consejero Fernando Rey adelanta que el próximo curso se adaptará a la "realidad demográfica" de la autonomía
Aún menos profesores y menos colegios

Tanto el número de docentes como el de unidades educativas de Castilla y León descenderán el próximo curso para adaptar la realidad demográfica de la Comunidad, ha avanzado este lunes el consejero de Educación, Fernando Rey, que ve "absurdo" el debate generado por los sindicatos.

Durante su visita a las obras de ampliación del Centro de Educación Infantil y Primaria 'Las Cañadas' de Trescasas (Segovia), Rey ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que el debate sobre la reducción de la plantilla docente es uno de los más "esotéricos" y "absurdos" que generan cada año los sindicatos.

El consejero ha detallado que en estos momentos se están asignando las plantillas jurídicas, es decir, los profesores con los que contará cada centro y esto se hace, según ha indicado, eliminando las plazas en las que desde hace tres años "no da clase nadie" por ausencia de alumnos.

El consejero de Educación, Fernando Rey (C), visita las obras de ampliación del Colegio de Educación Infantil y Primaria ‘Las Cañadas’, acompañado de la directora del centro, Mª Cinta Pedrazuela Yuste (I), y el alcalde de Trescasas, Borja Lavandera Alonso (D). NACHO VALVERDE

La Consejería da un plazo de tres años por si se produce una recuperación de población algo que, según Rey, no suele ocurrir, y pasado ese periodo se "ajusta el mapa jurídico a las realidades demográficas", ha apuntado.

"En ningún momento se suprime, sino que se levanta acta de la defunción de plazas que se ha producido hace tres años", ha matizado, además, ha recordado que como contraprestación se está incrementando el número de especialistas como orientadores, personal de apoyo a la diversidad, de pedagogía terapéutica o de dicción y lenguaje.

Por eso, a pesar de la tendencia paulatina decreciente de las plazas, "no disminuyen de forma simétrica al del número de alumnos", ha expuesto y lo que "se pierde en cantidad se gana en calidad".

Rey califica como “cosas esotéricas” y “absurdas” el debate anual de los sindicatos sobre las plantillas

El consejero calificó como “cosas esotéricas” y “absurdas” el debate que se produce cada año sobre las plantillas de los profesores, porque no se suprimen personas físicas sino plazas en las que hace tres años que no se da clase y “no tiene sentido tener profesores enseñando al vacío”.

El consejero de Educación argumentó que, en estos centros, ya no se da clase y los profesores se han desplazado a otros lugares, por lo tanto, “no tiene sentido tener profesores enseñando al vacío”. Además, después se deja otros tres años para ver “si hay una recuperación de la población”, que “normalmente no se produce” y llega el momento de ajustar el "mapa de unidades a la realidad demográfica”. Rey resaltó que no se suprime nada sino que levantan “acta de defunción de plaza”.

A Fernando Rey le llama la atención que los sindicatos educativos, que conocen bien esta realidad, “les gusta un poco animar las cosas”, porque sino no lo hicieran “no serían ellos”, pero “no deja de ser curioso”, declaró, la elección de los temas en los que los sindicatos “quieren incidir”, porque es, desde le punto de vista racional, “algo absurdo”.

Rey ha defendido la calidad de la enseñanza pública en Castilla y León, ya que los resultados que obtienen los alumnos son "de los más altos del país", por eso, si los padres eligen cualquier centro de Castilla y León, público o concertado, "acertarán", ha concluido.

En cuanto a las obras del IES Ezequiel González de la capital ha estimado que la adjudicación de la obra se producirá a finales de marzo y a partir de ese momento el periodo de ejecución será de 18 meses.
También ha concretado que la intervención comenzará con el área de FP porque los talleres y equipamientos se encuentran en una situación "muy precaria" y que de forma "inmediata" se proseguirá con la zona de formación ordinaria, es decir, ESO y Bachillerato.

Aún menos profesores y menos colegios