jueves 24/9/20

Una avalancha de miles de leoneses colapsa el primer día las ayudas de la Junta por los Erte

Las sedes de la Administración autonómica y de Trabajo no dieron abasto en toda la mañana para atender las solicitudes
Las colas en la sede de la Junta fueron largas desde primera hora de la mañana para tramitar las ayudas por los Erte. FERNANDO OTERO PERANDONES
Las colas en la sede de la Junta fueron largas desde primera hora de la mañana para tramitar las ayudas por los Erte. FERNANDO OTERO PERANDONES

De la magnitud de la herida económica que ha abierto la crisis del Covid-19 hablaron bien a las claras ayer las enormes colas que se formaron ante la sede de la Administración autonómica y en la delegación de Trabajo para solicitar las ayudas de la Junta para afectados por un Erte. Y no solo en estas dos instancias, a todo organismo con ventanilla única acudieron ayer en masa miles de afectados en busca del alivio que representarán para ellos los seis millones de euros que ha destinado la Junta para quien haya sufrido un expediente de regulación de empleo temporal o una reducción de su jornada laboral durante el estado de alarma. Su cuantía se fija en siete euros por jornada completa efectiva de suspensión de contratos. La ayuda tendrá una duración máxima por afectado de 90 días y como requisito se exige haber estado en un Erte al menos 45 días y que la base de cotización no supere los 1.600 euros. En León hay 5.653 Erte con más de 23.900 afectados.

A por esos siete euros diarios de ayuda se lanzaron en masa miles de leoneses que alargaron tanto la cola ante la cola ante la Junta y Trabajo que al final daba la vuelta a ambos edificios, llegando en el caso de la institución autonómica a las cercanías de San Marcos. Y lo malo es que fueron miles los que se quedaron si poder tramitar su solicitud (aunque se llegó a ampliar el tiempo una hora) porque los protocolos sanitarios a que obliga la pandemia ralentizan sobremanera ahora todos los trámites.

Miles que perdieron la mañana sin poder tramitar la solicitud y que tendrán que volver hoy —el plazo de presentación concluye el 17 de agosto— a intentar sellar la documentación necesaria.

Espera sin recompensa

Es el caso de Alba Fernández Santos, trabajadora de un centro de estética, que se quedó sin trabajo cuando se decretó el estado de alarma a mediados de marzo y que lo recuperó el pasado 15 de junio. Ayer se puso a la cola que había en la delegación de Trabajo poco después de las diez de la mañana para tramitar su solicitud y pasadas las dos de la tarde tuvo que regresar para su casa sin poder hacerlo.

Pero lo hará con la incertidumbre de no saber si recibirá o no estas ayudas porque se resolverán por concesión directa atendiendo a su orden de presentación en la administración competente.

Una avalancha de miles de leoneses colapsa el primer día las ayudas de la Junta por los...