viernes 27/5/22
undefined
La Aemet ha activado el aviso amarillo en la provincia leonesa. AEMET

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado desde ayer y hasta hoy el aviso amarillo en las zonas de montaña de la provincia leonesa, a donde podría llegar de nuevo la nieve si se cumple la previsión, que rebaja la cota. En la montaña leonesa se esperan hasta quince centímetros entre los 700 y los 1.200 metros de altitud. La alerta estará activada desde las 09.00 horas del jueves hasta las 23.59 del viernes. Afecta, sobre todo, a Ponferrada, la comarca de Laciana, Bembibre, La Robla, Cistierna y los municipios cercanos a Picos de Europa. 

Durante el fin de semana las precipitaciones irán remitiendo y serán cada vez más débiles y se restringirán al extremo norte de la Península, aunque la cota de nieve seguirá muy baja. El viento continuará soplando de componente norte y tenderá a aflojar, sobre todo el domingo. La Aemet destaca que lo más significativo de estos días serán las heladas por la disminución de la nubosidad y del viento, que afectarán a amplias zonas del interior, sobre todo de la mitad norte y serán localmente fuertes en los pueblos de montaña. Desde la próxima semana, lunes 4 de abril, la predicción tiene un alto grado de incertidumbre, pero en principio se espera que la masa de aire frío se vaya retirando y termine el episodio adverso.

Respecto a las temperaturas, prevé que las máximas suban en el área mediterránea pero que bajen en el resto del país excepto en Canarias, donde no espera cambios significativos. En cuanto a las mínimas, adelanta que bajarán en casi todo el territorio y lo harán de forma acusada en el interior peninsular, con heladas débiles en las montañas del centro y norte.

¿Es normal este tiempo en primavera?

La primavera es una de las épocas del año más inestables, marcada por este tipo de fenómenos, sobre todo cuando el invierno ha sido especialmente seco y cálido, como el pasado, en el que apenas llovió. No es raro que nieve en León por estas fechas. De hecho ocurre casi todos los años. De hecho, en 2021, Omaña, Babia o Laciana fueron cubiertas por la nieve en pleno mes de mayo. Las cocinas de carbón volvieron a echar humo como si del mes de diciembre se tratara, y es que los termómetros marcaban entonces una temperatura de unos seis grados centígrados. Prácticamente la misma que este miércoles. Tampoco es extraño que este tipo de precipitaciones aparezcan en Semana Santa, como ha ocurrido otras veces. La previsión para esas fechas todavía no está clara debido a esa inestabilidad y a la entrada de una nueva borrasca, aunque se espera que al menos durante los primeros días haga bueno. 

Vuelven la nieve y el frío a León