martes 12.11.2019

El Ayuntamiento de León aprueba el reglamento regulador del rastro

El pleno celebrado esta mañana ha aprobado, con el voto en contra del PSOE, rechazar las alegaciones a la totalidad del reglamento presentadas por la Asociación de Comerciantes León-Oeste (ACLO) y la Asociación Leonesa de Comercio (ALECO)

El pleno del Ayuntamiento de León ha dado hoy luz verde al reglamento regulador de la venta ambulante en el rastro dominical con el voto en contra del PSOE por la desestimación de alegaciones de los comerciantes.
La entrada en vigor de esta normativa, un día después de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), supondrá la derogación de las normas provisionales que datan del año 1993.
El pleno celebrado esta mañana ha aprobado, con el voto en contra del PSOE, rechazar las alegaciones a la totalidad del reglamento presentadas por la Asociación de Comerciantes León-Oeste (ACLO) y la Asociación Leonesa de Comercio (ALECO).
Asimismo, se han rechazado ocho de las nueve alegaciones presentadas por la Federación Leonesa de Empresarios (FELE) a otros tantos artículos.
Este hecho ha justificado el voto en contra de la bancada socialista al reglamento, según ha argumentado durante el debate plenario la edil del PSOE María Rodríguez, que ha considerado que el equipo de gobierno da la espalda al sector del comercio minorista ignorando sus alegaciones.
Esta nueva normativa establece un periodo máximo de vigencia de las autorizaciones de los puestos del rastro de cuatro años y reserva al consistorio la facultad de trasladar los puntos de venta, reducirlos o suprimirlos sin que genere derecho alguno a percibir indemnización.
Se podrán vender en este foro frutos secos, golosinas o encurtidos; productos de artesanía; artículos de textil, calzado y complementos; bisutería, quincalla, mercería, guarnicionería y similares; plantas y flores; música y películas en distintos formatos; artículos de ferretería; artículos de ornato de pequeño volumen, y antigüedades, artículos de segunda mano o coleccionismo.
Además, obliga a los vendedores del rastro leonés a exponer al público, en un lugar visible, los precios de venta de las mercancías, así como hacer entrega al comprador de factura, tique o recibo justificativo de la compra.
Por otra parte, los vendedores deberán mantener la zona que ocupen y su entorno en perfectas condiciones de higiene y limpieza, y tendrán que retirar los residuos al finalizar la jornada de venta.
Este reglamento prohíbe asimismo "producir ruidos, proferir voces o gritos que interfieran en el normal desarrollo del mercado.
La Concejalía de Sanidad, Comercio y Consumo incorporará los datos de los vendedores del rastro al Registro de Comerciantes Ambulantes del Ayuntamiento de León como se establece en el reglamento.
Esta normativa estipula además las infracciones y sanciones al incumplimiento de la misma y las clasifica en leves, graves y muy graves con sanciones económicas que van desde los 60 euros a los 3.000 euros.
También en el pleno municipal celebrado esta mañana se ha aprobado con el voto en contra del PSOE y la abstención de la UPL la amortización de 59 plazas ocupadas por trabajadores en excedencia voluntaria dentro del proceso de despido colectivo llevado a cabo por el Ayuntamiento de León.
Por otra parte, se ha dado luz verde con los votos favorables del PP, la abstención de UPL y la negativa del PSOE a la actualización de tasas por suministro de agua potable y servicios complementarios.
Esta actualización supone un incremento del 2,7 por ciento.

El Ayuntamiento de León aprueba el reglamento regulador del rastro