sábado. 04.02.2023
Educación subvenciona al centro dentro de la convocatoria de ayudas a las Agrupaciones Escolares

El Burgo Ranero inicia un proyecto para que sus alumnos conozcan otros entornos

Han recibido 8.000 euros para iniciar el programa «Nuestro entorno nos identifica»
Una de las visitas que los estudiantes realizaron al bosque para conocer la zona en la que viven

león

El ministerio de Educación, Política Social y Deportes ha subvencionado al C.R.A. El Burgo Ranero con 8.000 euros, dentro de la convocatoria de ayudas a las Agrupaciones Escolares, para que lleve a cabo el proyecto «Nuestro entorno nos identifica» que desde el pasado mes de octubre inició junto a otros tres centros escolares del país, en concreto, el ZER Poblet Vimbodí i Poblet (Tarragona), el Ceip Santo Paio de Abaixo Reboreda (Pontevedra) y el C.P. Villapendi (Asturias).

Un proyecto, cuyo principal objetivo busca romper con el aislamiento al que se ven sometidos los alumnos de esta zona rural y ponerles en contacto con otras realidades, como señala el director de El Burgo Ranero, José Luis Vázquez Fernández. «En una primera fase lo acometeremos de forma virtual a través de las TICs -“herramientas digitales como páginas webs, blogs, correos electrónicos o videoconferencias- con estudiantes de otros lugares y más adelante, con las visitas que realizaremos en el tercer trimestre a los colegios de Cataluña y Galicia».

Durante dos cursos

«Nuestro entorno nos identifica» se extenderá desde este mes hasta junio y durante el curso que viene. El primer paso lo darán un grupo de profesores de los cuatro centros este fin de semana en Santander, en una reunión clave para definir el planteamiento de trabajo a seguir. «La metodología con la que pretendemos realizar este proyecto se fundamentará, principalmente, en la participación activa del alumnado de forma que se consigan aprendizajes significativos y altamente motivadores a través de una finalidad clara transferida a su realidad más próxima», indica Vázquez.

Entre las premisas básicas del proyecto se encuentra que los participantes se conozcan para establecer mayores lazos de afectividad así como descubrir cada uno de los entornos que rodean a los centros. «Estudiaremos los cultivos típicos de los otros colegios, la gastronomía que deriva de ellos, sus plantas aromáticas autóctonas o las diferencias climatológicas de cada zona», puntualizan los organizadores. Destaca la actividad «El jardín de los sentidos» donde los jóvenes tendrán que comparar los diferentes nombres con los que cuenta una misma especie o elaborar un herbolario con sus fichas descriptivas, entre otras cosas.

«Haremos también tres evaluaciones: una inicial, para saber el punto desde el que partimos cada grupo; otra procesual a lo largo del desarrollo del programa, por si hay que introducir alguna modificación o ajustes, sobre todo teniendo en cuenta que trabajamos con algunos alumnos con necesidades especificas de apoyo educativo y por último una evaluación final para conocer el resultado obtenido», finaliza el director de El Burgo Ranero.

El Burgo Ranero inicia un proyecto para que sus alumnos conozcan otros entornos
Comentarios