lunes 16/5/22

Sin sistema informático, la actividad desde la noche del viernes, cuando se estropeó el servidor de almacenamiento de datos, hasta lo que va de semana permanece frenada. El cartel en la entrada del consistorio de Ordoño II avisa a los ciudadanos de que «por motivos técnicos se cierra el registro y estadística». Las colas las han tenido que solventar los empleados municipales apostados en la puerta, donde informaban a pie a los ciudadanos de que debían acudir a otras administraciones para registrar sus documentos.

Hasta ayer, el gobierno municipal no informó de manera pública de que de cómo «desviar el registro de trámites a los registros de otros organismos», como la «Subdelegación del Gobierno o la Junta para no perder fechas y perjudicar lo menos posible a los usuarios». «Una vez resuelto el problema informático, el Ayuntamiento de León, que cuenta con la plataforma Orve», la Oficina de Registro Virtual mediante la cual se puede registrar la documentación desde cualquier otra administración adherida como si lo hiciera en la afectada, «dispondrá de las solicitudes y documentación registrada por los ciudadanos para continuar la tramitación».

La solución depende ahora de que se concrete una de las dos alternativas en las que trabajan los técnicos municipales, junto a los operarios del Centro de Supercomputación y la empresa Dell, fabricante del equipo dañado. La más rápida se fía a que los profesionales de la marca logren levantar la cabina de forma remota, lo que permitiría restaurar todo en apenas medio día; mientras que la otra pasa por restaurar uno por uno los discos de los cuatro días perdidos dentro de otra cabina.

La segunda opción llevará más tiempo y dinero, como admiten los expertos, que avisan de que el Ayuntamiento cuenta con dos cabinas, que funcionan como una sola, y que se consideraban ya fuera de vida. En paralelo, los esfuerzos se centran en la restauración de la copia de seguridad, que llega hasta el 1 de noviembre, aunque el proceso se anuncia dilatado para completar los 8 terabytes de información. Por ahora, ayer se había logrado levantar la intranet y algunas carpetas de los servicios.

La inseguridad creada afecta no sólo al registro, al perfil del contratante o la sede electrónica del Ayuntamiento de León, sino también a otros servicios. En el Hispánico desde el sábado no se cobra entrada a las piscinas, ni a las canchas de squash ante la imposibilidad de dar ticket, ni se reservan otras pistas para la próxima semana. La situación se repite en La Palomera, donde avisan que hace casi 50 días que se cayó su sistema, sin que en los casos en los que los usuarios reclaman el justificante de la entrada se la pueda cobrar.

Sin cobrar entrada en las piscinas ni en las canchas de squash