miércoles. 06.07.2022
Economía

El comercio leonés se agarra a la Navidad ante la amenaza de cierre de 2.000 negocios

Adelantan las rebajas para estimular el consumo y confían en que la campaña sea similar a la de otros años si el covid lo permite
Los comercios de León adelantan las rebajas para reactivar el consumo durante las navidades. MARCIANO PÉREZ

El comercio de León mira con optimismo a la campaña de Navidad tras encadenar nueve meses de restricciones que dejan a un tercio de los negocios al borde del precipicio. La apertura parcial de la hostelería el pasado 4 de diciembre ha reactivado de nuevo el consumo y la previsión para las próximas semanas ya no es tan pesimista como hace unos días, a pesar de que muchas pequeñas y medianas empresas no sobrevivirán a la pandemia aunque las ventas crezcan notablemente.

«Los últimos diez días estamos manteniendo la facturación de otros años, pero es cierto que el cierre perimetral nos afecta mucho», explica José Manuel Alonso, responsable del área en la Cámara de Comercio de León, quien avisa de que unos 2.000 establecimientos de los 6.000 que hay en la provincia no resistirán el golpe provocado por la covid. Arrastran pérdidas de hasta el 50% en algunos casos y difícilmente superarán esta crisis, más allá de cómo sea la Navidad —asume—.

Mejor de lo esperado

La apertura de la hostelería dinamiza la actividad comercial, que mejora su facturación

Revela al respecto que el sector de la alimentación registra de momento «buenos números», no tanto el de textil y calzado, que lo «está pasando realmente mal». Confía en que la Navidad sea lo «más cercana posible» y que la incidencia acumulada del virus a catorce días siga en parámetros aceptables para no endurecer las medidas, lo que provocaría un nuevo colapso en el tejido comercial de León, ya de por sí tensionado, a pesar de que últimamente hay «mucha más actividad por la calle y en las tiendas».

En riesgo

Desde la Cámara prevén que un tercio de los negocios no sobreviva a la crisis del covid

También han adelantado las rebajas, como hicieron el año pasado. Incluso hay comercios con descuentos importantes desde el pasado mes de noviembre. «Ofrecemos cercanía y seguridad», subraya José Manuel Alonso, que aboga por un consumo responsable, en las tiendas de barrio, para reflotar a un sector del que dependen 15.000 trabajadores de forma directa.

Ofertas atractivas

Un análisis parecido hace Alfredo Martínez, propietario del Grupo Adam’s y responsable del área comercial en la Fele. «Tenemos bastante esperanza en que la campaña de Navidad sea buena dentro de lo mal que están las cosas», señala. Asegura que pondrán en marcha ofertas agresivas que «estimulen las compras» porque «necesitamos que la gente consuma en función de sus posibilidades».

Coincide con José Manuel Alonso a la hora de cuantificar las pérdidas que arrastran desde mediados de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. «En algunos casos llegan al cincuenta por ciento», aclara.

Reconoce igualmente que hay todavía demasiada «incertidumbre» en relación a cómo serán realmente las navidades, condicionadas en todo momento por la evolución del virus. De hecho no se descarta que puedan endurecerse las restricciones si la incidencia acumulada vuelve a dispararse. Ante esa posibilidad, José Manuel Alonso reclama un plan de apoyo al sector que permita relajar los gastos en caso de que la actividad se resienta por las limitaciones que podría aplicar la autoridad sanitaria.

De poco han servido los créditos ICO. Y de las ayudas prometidas nada se sabe. Lo mismo ocurre con los hosteleros. «En el caso de que no se permita abrir, no podemos seguir pagando los impuestos», exige el represente de la Cámara, quien asegura, además, que los préstamos cofinanciados por el Gobierno lo que hacen es «alargar la agonía y aumentar el endeudamiento». Incidió también en la importancia que han tenido los bonos al consumo, que inyectaron casi dos millones de euros en el comercio de León, aunque ya se han agotado los fondos que el Ayuntamiento destinó a esta iniciativa; casi medio millón de euros.

«Hay buena disposición para renovarlos a partir del próximo año», reveló José Manuel Alonso, que espera una nueva partida sufragada por el consistorio para reactivar una actividad que, junto con la hostelería, tiene un peso específico muy importante en el PIB local.

El comercio leonés se agarra a la Navidad ante la amenaza de cierre de 2.000 negocios