jueves. 11.08.2022

La Plataforma Más Plurales, de la que forman parte sindicatos, asociaciones de familias, empresas y diferentes organizaciones educativas del sector de la red concertada, registró ayer ante la Comisión Europea un escrito denunciando que la nueva ley educativa, la Lomloe o ley Celaá, «pone en grave riesgo de vulneración Derechos Fundamentales y Libertades reconocidos en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea». «Supone, en definitiva, una amenaza al Estado de Derecho», indica la carta, recogida por Europa Press. Más Plurales precisa que la norma impulsada por el Gobierno, que fue aprobada el pasado 23 de diciembre, vulnera, en primer lugar, la Libertad de Enseñanza establecida en el artículo 27 de la Constitución al convertir a la enseñanza concertada, a su juicio, en «subsidiaria» de la pública.

En segundo lugar, denuncian que se vulnera la libertad de creación de centros, establecida en los artículos 14.3 y 16 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales, al «limitar», en su opinión, «la posibilidad de apertura de nuevos centros con ideario propio y con ello el pluralismo en el sistema educativo».

Y, tercero, se quejan de que el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos conforme a sus convicciones, que también recoge el artículo 14.3 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales, se ve «limitado» al suprimirse de la ley el concepto de demanda social.

La plataforma solicita a Europa que admita esta denuncia e inicie el recurso de incumplimiento y la considere parte interesada. Esta acción ante la Comisión Europea se suma a la solicitud de amparo presentada el pasado 26 de noviembre ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y que se encuentra actualmente en tramitación.

Los concertados denuncian ante Europa que la ley Celaá «vulnera derechos fundamentales»