lunes. 27.06.2022

El Banco de Santander ha sido obligado a reponer 1.700 euros a un cliente estafado por el sistema del phishing, al entender que no protegió debidamente a su cliente para evitar que fuera víctima del engaño.

El cliente recibió un mensaje en su móvil que le conminaba a introducir una serie de códigos para evitar que su tarjeta de crédito quedara inoperativa.

Desde que se dio cuenta del engaño hasta que lo denunció a la Guardia Civil, se produjeron quince retiradas de efectivo por valor de 40 euros cada una y un pago de 1.100 euros.

La legislación contempla la necesidad de la autorización para dar validez a una operación. Cuando la autorización se obtiene mediante engaño, se considera que es la entidad bancaria la responsable de la transacción.

Condenan al Santander por no proteger a un cliente estafado
Comentarios