martes 15.10.2019
LEÓN ■ 10 AÑOS DEL ESTALLIDO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA

La construcción inicia la recuperación tras haber perdido 9 de cada 10 empresas y el 70% de su empleo

Un «sector diezmado» en León que «ha pagado un precio muy alto y huirá claramente de la especulación»
La construcción inicia la recuperación tras haber perdido 9 de cada 10 empresas y el 70% de su empleo

maría j. muñiz | león

El estallido de la burbuja inmobiliaria hace diez años, y con él el inicio de una de las más duras recesiones económicas que se recuerdan, sorprendió al sector leonés de la construcción «en una situación altamente expansiva en cuanto al desarrollo de polígonos, sobre todo residenciales. Eso hizo que la oferta de viviendas fuera muy superior a la capacidad de absorción. Había más de 8.000 viviendas en desarrollo en aquel momento, más de 800.000 metros cuadrados de edificabilidad y además una población en clara disminución». De estos diez años, señala Javier Vega, presidente de la Confederación Castellano y Leonesa de la Construcción y de la Asociación Leonesa de Edificación y Obra Pública, ha quedado un «sector diezmado». El número de empresas pasó de 20.000 a 2.000, y la pérdida de trabajadores dejó en apenas 9.000 los 27.000 que había antes de la crisis. «La solvencia y la confianza de las empresas se quebró, y la recuperación está siendo una tarea ardua y dilatada en el tiempo».

La herencia es un stock de vivienda nueva que a día de hoy se sitúa en unas 8.500 unidades en la provincia, y sólo se ha reducido en 1.500 en los últimos cinco años. «El stock se incrementó, la situación económica de la provincia no era favorable, las promotoras dejaron de vender y fueron desapareciendo,...». Y las entidades financieras se quedaron con parte de sus activos. A día de hoy sólo en la provincia de León los bancos y la Sareb acumulan más de 1.200 inmuebles a los que tratan de dar salida, por un valor que supera los 100 millones de euros.

El presidente de la patronal de construcción señala que la crisis financiera provocó que «estos inmuebles se depreciaran en unos porcentajes insospechados. Las empresas que superaron aquel primer choque han vivido un empobrecimiento extremo, agravado por la mínima actividad».

En 2007, en pleno apogeo del festín inmobiliario, las ventas de viviendas en la provincia rondaban las 7.900 unidades, con hipotecas firmadas por 1.200 millones. El año pasado, ya en proceso de recuperación, se vendieron 1.800 pisos, hipotecados en 149 millones, según los datos de Aleop.

Desde el Ministerio de Fomento se recoge que las transacciones realizadas comenzaron a repuntar en 2014, cuando se tocó ‘suelo’ en el mercado, con 2.738 unidades. Lejos de las casi 9.700 de 2007.

La situación actual del mercado inmobiliario leonés refleja «mínimos destellos de recuperación». Vega advierte contra la tentación de generalizar. «No se puede equiparar la provincia con otras, ni siquiera dentro de la propia capital los comportamientos son los mismos. Es posible que haya stock sin vender en algunas zonas y carencia en otras».

Perspectivas

En todo caso, el sector es «moderadamente optimista» sobre la evolución a corto plazo, aunque a medio plazo la perspectiva es mejor. «El efecto arrastre de las grandes capitales y de otros sectores se transmitirá a León bastante más tarde que en las grandes locomotoras, como Madrid, Barcelona, Sevilla, el arco Mediterráneo y el País Vasco».

De cualquier forma, es evidente una cierta recuperación en el empleo, las ventas, los precios y los alquileres. «La recuperacíon es aún incipiente». Pero en los primeros siete meses de este año se ha alcalzado el 70% de las ventas e hipotecas de todo el año anterior.

Ahora a la construcción le toca mirar al futuro. Después de un decenio de ajuste especialmente duro, de años en los que se ha advertido sobre la necesidad de cambiar el modelo y evitar repetir errores del pasado. «La construcción ha vivido diez años de crisis brutal, el profesional y la empresa con fundamentos han aprendido a gestionar los buenos y los malos momentos». Vega reconoce que «el mundo de la especualción, del dinero fácil, siempre está ahí, Pero nuestro sector ha pagado un precio muy algo por los pecados cometidos, y también por otros no cometidos. El sector huirá claramente de la especulación».

Como muestra, destaca un dato relevante: la especulación hizo que el período medio de tenencia en 2007 se situara en 7 años en el 40% de las viviendas y en 5 años en el 60% restante. A día de hoy el período medi de tenencia pasa de los 13 años». Implica claramente una bajada de la especulación en venta rápida y un claro indicador de que las inversiones que se están acometiendo ahora en vivienda están dedicadas al alquiler».

Por último, la rehabilitación sigue siendo «uno de los nichos en los que se está refugiando la débil recuperación del sector».

La construcción inicia la recuperación tras haber perdido 9 de cada 10 empresas y el...