domingo 9/8/20
San Isidoro

Educación exige financiación extra al ministerio para las universidades

Garcés asegura que las modificaciones deben ir acompañadas de fondos para que haya cambios
El acto comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del Covid. JESÚS F. SALVADORES
El acto comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del Covid. JESÚS F. SALVADORES

La Universidad de León celebró ayer una de sus festividades de San Isidoro más atípicas. Una cita que se pospuso por el Covid y que tampoco estuvo presidida por su rector, Juan Francisco García, que se encuentra de baja. La viceconsejera de Universidades y Educación de la Junta de Castilla y León, Pilar Garcés García, reclamó durante su intervención en el acto «financiación extra» al ministerio que dirige Manuel Castells, para mantenerse en la línea en la que trabajan hasta ahora y para conseguir «cambios sustanciales» que permitan a las instituciones académicas adaptarse a las nuevas exigencias que imprimirá la pandemia a partir del próximo curso académico.

Cambio en la gestión

La viceconsejera aplaude la integración de León en la red de campus transnacionales europeos

Garcés, además, felicitó a la Universidad de León después de que el jueves la Comisión Europea hiciera oficial su incorporación a los campus europeos a través de la alianza transnacional de universidades, en que la institución leonesa participa con centros de Alemania, Austria, Grecia, Polonia y Rumanía. «Será un impulso muy importante, aunque también implicará un cambio en la gestión», reconoció la responsable de la Junta, para destacar la excelente gestión que ha realizado la Universidad de León en el desarrollo de las becas, «que serán fundamentales para hacer frente a las consecuencias de la crisis provocada por el coronavirus». En este sentido también valoró la implicación de los cuatro centros públicos de la comunidad, que se volcaron durante el confinamiento en prestar su apoyo en todo los necesario consiguiendo «una verdadera transferencia del conocimiento».

Formación presencial

El acto de San Isidoro estuvo presidido por el rector en funciones y vicerrector de Profesorado, Miguel Ángel Tesouro, quien apuntó que el próximo curso «será necesario poner en marcha estrictos sistemas de seguridad y vigilancia sanitaria pero sin renunciar a la educación presencial», y también «aplicar todo un conjunto de nuevas medidas y herramientas a nuestra actividad académica, pero intentando preservar en la mayor medida posible nuestra esencia y principal fortaleza de desarrollar una enseñanza-aprendizaje presencial de calidad».

Nuevas medidas

Tesouro resalta la necesidad de estrictos controles sin renunciar a la presencialidad

Tesouro también se refirió a los presupuestos que se presentarán la próxima semana al Consejo Social para su aprobación, en los que se reducirán los gastos corrientes para poder destinar recursos a nuevas situaciones, como es el caso de la docencia online y la adquisición de material de protección. También ha anunciado el incremento de un 10% en los recursos destinados a programas de investigación y transferencia, y un 13% en inversiones reales para puesta al día de equipamientos e infraestructuras.

«La Universidad de León sigue poniendo a disposición de toda la sociedad sus recursos materiales y humanos para hacer frente a todo aquello que pueda surgir», explicó Tesouro en relación a un posible rebrote del Covid y recordando como ya la institución leonesa se volcó en la fabricación de pantallas o en la realización de estudios PCR y serológicos demandados por el sistema de salud.

Educación exige financiación extra al ministerio para las universidades