jueves 19/5/22
Vista aérea de parte de la base Conde de Gazola, que cuenta con más de dos mil hectáreas. DL

La Base Conde de Gazola del Ejército de Tierra, en Ferral del Bernesga, cuenta con un centenar de edificios repartidos en 46 hectáreas y que aglutina junto con el cuartel general del Mando de Artillería de Campaña y sus unidades, el quinto batallón de la Unidad Militar de Emergencias, además de grupos dependientes de otros regimientos (como el Grosa) o la Usba, la Unidad de Servicios de la propia base leonesa.

En total, trabajan o residen en estas instalaciones más de 1.200 efectivos. Actualmente, cada uno de los edificios, desde los simuladores a los hangares o los dedicados al alojamiento o las tareas militares, cuentan con calefacciones individuales con diferentes combustibles como gasóleo, pelets, gas licuado de petróleo e, incluso, placas solares.

Conciliación

La guardería se levantará junto al Cuartel General y cerca de la zona de salida y acceso al recinto militar

El objetivo del Ejército de Tierra es construir una central de biomasa que unifique el sistema de calefacción del centenar de edificios y, además, como precisa el jefe del Mando de Artillería de Campaña, el general de brigada Vicente Torres, «conseguir un ahorro energético además de reducir los costes».

El proyecto está aún pendiente de conseguir el beneplácito del Consejo de Ministro para su construcción ya que, además, se trata de una obra de gran calado, tanto a nivel técnico como económico.

«Cuando estamos de maniobras pasamos frío, cansancio y hambre, pero cuando trabajamos en la base, debemos intentar que el día a día los soldados cuente con las mejores condiciones posibles», explica Vicente Torres, quien avanza que además de la construcción de una caldera central de biomasa para toda la base, están previstas nuevas mejoras a ejecutar en Conde de Gazola.

El máximo responsable del Maca destaca que el proyecto para unificar los sistemas de calefacción de toda la base sería una experiencia piloto y pionera a nivel nacional.

Alta demanda

Entre las mejoras que contempla el general de brigada para la base leonesa del Ejército de Tierra está la construcción en este mismo año de un centro de educación infantil, a fin de facilitar la conciliación familiar de los soldados.

Además, Vicente Torres concreta que existe «una alta demanda» entre los más de 1.200 militares que trabajan en la base «porque el personal está muy afincado en León y muchos tienen familia». Asimismo destaca el «impulso» que se está dando dentro del Ejército para ayudar a los padres y recuerda que también se han construido numerosas ludotecas.

El proyecto para la construcción de este centro de Educación Infantil está muy avanzado y, a falta del visto bueno definitivo, ya contaría con un emplazamiento: «Justo al lado del Cuartel General y cerca de la salida de la base, para facilitar a los padres la recogida de los pequeños», explica Torres.

El tercer proyecto que destaca el jefe del Maca es la mejora de las instalaciones deportivas de la base, que además de ser una alternativa para los soldados también complementará su formación «ante la exigencia de la educación física en las Fuerzas Armadas».

Torres incide en que los tres proyectos están pendientes de dotación económica pero que todos ellos se enmarcan dentro del objetivo general de «mejorar el plan de vida del personal y para actualizar las instalaciones», a pesar de que el escenario actual no permite vislumbrar grandes inversiones económicas.

El Ejército de Tierra proyecta ahora una central de biomasa en Conde de Gazola
Comentarios