sábado. 13.08.2022
Educación

Los estudiantes leoneses se quedan otro año sin la nueva beca municipal para matrícula

El retraso en la tramitación de la ordenanza hace que venza el plazo para las solicitudes establecido para mayo
Estudiantes se examinan de selectividad en la Universidad de León. F. Otero Perandones.
Los alumnos que superen este año la Ebau sí podrán concurrir a la convocatoria para el próximo curso. FERNANDO OTERO

No habrá becas del Ayuntamiento de León para los estudiantes tampoco este curso. Las ayudas para el pago de las tasas universitarias y de FP superior, anunciadas hace dos años, se queda otra vez en el cajón por la falta de voluntad política en la tramitación administrativa.

Pese que la consulta para la redacción de la ordenanza se abrió a finales de 2021, el equipo de gobierno del PSOE, que había recogido las becas dentro de las condiciones impuestas por la UPL para apoyarles los presupuestos de 2022, no ha avanzado hasta ahora en la aprobación. No hay tiempo ya: el artículo que regula los plazos marca de manera taxativa que las solicitudes deben hacerse «durante el mes de mayo del año académico».

La demora deja por segundo año consecutivo sin gastar los 80.000 euros aprobados en el presupuesto municipal, como comprometió el PSOE a la UPL dentro de las enmiendas aceptadas. El crédito presupuestario, que ahora podrá emplearse en otros fines, avalaba la convocatoria «en régimen de concurrencia competitiva de la línea de ayudas al estudio por medio del pago de los derechos de matrícula para alumnos y alumnas».

El sistema definido prima la situación socioeconómica para decidir a quiénes de los solicitantes se les da la subvención entre los «matriculados en enseñanzas universitarias oficiales de grado en la Universidad de León», para los que se marcaba una partida de 65.000 euros, y también para los de «ciclos formativos de grado superior que se imparten en centros oficiales del municipio de León durante el año en curso», a los que se reservaban 15.000 euros.

Sobre estos datos, desde el consistorio se estimaba que la convocatoria podría beneficiar a un centenar de estudiantes leoneses. Pero no llegará a ninguno de los que han terminado curso este año. Como pronto, si no hay un nuevo retraso en la tramitación de la ordenanza y posterior convocatoria, la nueva ayuda aparecerá para el siguiente ejercicio, en el que podrán pedirse las becas durante el mes de mayo, justo cuando están fijadas las elecciones municipales.

Varas de medir

Para entonces se espera que pueda probarse el sistema de concesión de las ayudas «mediante la comparación de las solicitudes presentadas». Entre los bares, se establece como vara de medir «la cantidad resultante de dividir los ingresos familiares anuales entre el número de miembros de la unidad familiar». «Menos de 3.000 euros suponen 8 puntos; entre 3.000 y 4.500 euros, 6 puntos; entre 4.500,01 y 6.500 euros, 4 puntos; entre 6.500,01 y 9.500 euros, 2 puntos; y de 9.500,01 a 15.000 euros, 1 punto».

A mayores de este corte, se recogen otras condiciones puntuales, como «la discapacidad igual o superior al 33% de cualquier miembro computable de la unidad familiar», que otorga un punto; la consideración de familia numerosa, que da 2 puntos; o la de «mujer víctima de violencia de género acreditado con sentencia firme, así como sus hijos e hijas menores de 23 años», que supone un punto. «En caso de empate en la baremación se tendrá en cuenta la menor cuantía de ingresos», como se apostilla en la ordenanza.

El documento define además de manera clara que para convertirse en potenciales beneficiarios «los estudiantes de grado en la Universidad deberán estar matriculados de al menos el 80% de los créditos del curso», aunque se admite que «cuando se trate de los créditos que faltan para obtener la titulación, se exigirá estar matriculado de un mínimo de 24 créditos». La condición se ajusta en los «ciclos formativos de grado superior», en los que los alumnos deberán «estar matriculados del 100% del curso». Por encima de estos requisitos, se avisa de que los solicitantes tienen que «estar empadronados, tanto el beneficiario como la unidad familiar, en el municipio de León con, al menos, dos años de antelación al registro de la solicitud y mantener dicha situación la unidad familiar durante al menos otro año después de la concesión de la ayuda».

Los estudiantes leoneses se quedan otro año sin la nueva beca municipal para matrícula
Comentarios