domingo 9/8/20
Comunicaciones

Feve deja en la mitad los trenes de León durante la temporada de mayor afluencia

La compañía anuncia que incrementará al 72% los servicios el 20 de julio y luego, «en función de la demanda»
Feve volverá a reorganizar los horarios de los trenes a partir del 20 de julio. JESÚS F. SALVADORES
Feve volverá a reorganizar los horarios de los trenes a partir del 20 de julio. JESÚS F. SALVADORES

Con la declaración del estado de alarma, la vía se hizo más estrecha. Apenas un 30% de las circulaciones de Feve mantuvieron abierta la línea ferroviaria que une a la capital leonesa con la montaña central y oriental. La apertura paulatina de fases dio entrada en la parrilla a mediados de mayo a nuevas circulaciones. Ahora, ya fuera del estado de alarma, la única modificación ha sido la entrada de seis nuevos servicios en la relación con Guardo. Nada más. En la parrilla figuran ocho convoyes de salida y otros tantos de entrada en la conexión con el norte de la provincia con relación a los que había antes de mediados de marzo, a mayores de los que se anota el diario que llega a Bilbao. Son la mitad, como alertan los trabajadores, que insisten en reclamar la recuperación completa de los tránsitos para cubrir la demanda en la temporada en la que se acumula el mayor número de viajeros por el traslado de la residencia a los pueblos.

Frente a estas reivindicaciones, la dirección de Feve, dependiente de Renfe Operadora, se despachó ayer con el anuncio público de que a partir del día 20 de julio recuperará «la gran parte de los servicios de ancho métrico ofertando el 72% de los trenes que había antes del Covid-19». Son apenas dos más en cada sentido con respecto a los actuales de lunes a viernes.

El porcentaje se deja fuera todavía al menos cuatro de los trenes que funcionaban con antelación a la crisis, como anotan los trabajadores: los que partían hasta Matallana a las 09.00, 17.20 y 21.15 horas y el corto que hacía trayecto a San Feliz a las 11.15 horas. A mayores, faltan otros tantos de entrada dentro de la parrilla de circulaciones adelantada por el ente estatal, que volverá a alterar otra vez los horarios de todos los convoyes, como ya hizo el pasado 4 de julio, con el consiguiente trastorno para los usuarios. Entre los más significativos se adelanta el último de los servicios de vuelta a la ciudad —a las 18.58 desde Matallana a diario y a las 19.30 desde Boñar los fines de semana y festivos— a pesar de que es el que usan los excursionistas. Por contra, se adelanta la salida: a las 06.05 horas de lunes a viernes desde Cistierna hacia León y a las 07.20 horas desde la capital a Matallana

La nueva regulación horaria dejará de lunes a viernes «21 servicios de ancho métrico», mientras que los sábados, domingos y festivos serán un total de 13 trenes», como apuntaron desde la compañía. Como todo apunte de respuesta a las reclamaciones de los trabajadores, que se hacen eco de las solicitudes de los viajeros de la línea, los portavoces del ente dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana reseñaron que «la oferta de frecuencias y servicios se irá ampliando paulatinamente en función de la demanda».

Aunque «la demanda ya ha subido», como avisa Fulgencio Bandera. El portavoz de los trabajadores recalca que no entienden «por qué no se han recuperado el 100% de las circulaciones cuando ya estamos en pleno mes de julio». «Ahora son los meses en los que hay más población en los pueblos, más incluso este año en el que la gente ha cambiado las vacaciones de irse fuera como antes por unas cercanas. Este es el único medio para parte de esta gente», expuso el operario, quien incidió en que ni siquiera cabe la excusa de que «no hay maquinistas ni interventores». «Esa situación ya pasó hace meses, cuando se incorporaron los nuevos después de mucho tiempo de reivindicarlo. No tienen ninguna excusa», subrayó.

Feve deja en la mitad los trenes de León durante la temporada de mayor afluencia