miércoles 24/2/21
INICIATIVAS EMPRESARIALES

La firma de cosméticos Carobels devuelve la actividad industrial a la factoría de Clesa

La empresa leonesa emprende un ambicioso proyecto de crecimiento en las antiguas instalaciones de la láctea
Imagen del exterior de la antigua fábrica de Clesa, en la avenida de Antibióticos, con las reformas emprendidas en el interior.

Una empresa leonesa acomete el proyecto que devolverá actividad y uso al recinto que ocupó la legendaria factoría de Clesa, también exponente en el intento de expansión industrial de León en la década de los setenta del pasado siglo. Ese lugar emblemático albergará un negocio del sector cosmético, impulsado desde la firma Carobels, especialista y puntera en el área de la peluquería y líneas de belleza, que se acomete sobre los siete mil metros cuadrados de la vieja factoría, enclavada en un lugar envidiable para acceder a la comunicación con las vías de alta capacidad más próximas a la capital leonesa. La iniciativa de la empresa leonesa permite recuperar para la actividad industrial leonesa un entorno que aún conserva las construcciones heredadas de aquellos años tan decisivos para el avance social y económico que afrontó la capital leonesa, con sus amplios espacios abiertos en mitad de un recinto que en toral suma cerca de tres hectáreas de extensión.

La empresa Carobels impulsa un proyecto que contempla abordar la rehabilitación de los diversos espacios de la fábrica, que convertirá de forma paulatina en su centro industrial en León, además de como soporte logístico y de almacén desde que el prestará servicio a la amplia red de clientes que la marca mantiene en León o en diversos puntos de la geografía nacional y en terceros países. En ese salto cualitativo y cuantitativo que acomete, los nuevos propietarios de la antigua factoría láctea pretender habilitar una zona como área de ventas y un training center, desde el que impartirán cursos de formación, según describe la compañía al hilo del objetivo que persigue con esta intervención. A ese nuevo espacio que levanta sobre los muros de la abandonada factoría de Clesa, Carobels lo denomina La Fábrica de Negocios, y asumirá dentro del complejo de nueva creación una área para desarrollar las labores de manipulado de los productos que han convertido a la empresa leonesa en un referente mercantil en el sector de los cosméticos.

La pretensión de los directivos de la compañía es emprender la actividad comercial en este punto a corto plazo, según permita el avance de las obras que se acometen en la reforma interior y exterior del lugar. Y así devolver al enclave que fue el dinamismo industrial que lo convirtió en un referente hace casi medio siglo en una referencia incipiente de las posibilidades de la transformación agroalimentaria en la provincia. En ese espacio en el que Carobels va a levantar su centro neurálgico rompió moldes la fábrica leonesa de Centrales Lecheras Españolas, hasta convertirse en la planta más rentable de cuantas tenía la compañía en España. Más de un cuatro de millar de empleados, más de 45.000 litros de leche transformados al día; también, puntera en cuanto a la generación de valor añadido, con la elaboración de batidos y otros derivados; la legendaria marca comercial de Cacaolat formó parte del patrimonio transformador de este recinto, en el que se concentraba a diario la producción de más de medio millar de explotaciones ganaderas de León.

La localización de la factoría es otro de los condicionantes a tener en cuenta sobre el valor industrial que se expandía en torno al cauce de la Nacional 630, al sur de la capital leonesa. Allí donde va a focalizarse y expandirse el negocio de Carobels en el sector de los cosméticos se levantó una de las posibilidades industriales más acertadas del último medio siglo en León; casi a la sombra de los muros de Antibióticos.

El concepto de Fábrica de Negocios

Otro de los cauces que va a posibilitar la empresa Carobels en ese entorno que rehabilita sobre el suelo industrial que fue Clesa se dedicará a ofrecer espacio a otras compañías que puedan desarrollar en este espacio sus proyectos de negocio; un empujón para jóvenes emprendedores. Es la contribución que el empresario Juan José Cabero ofrece como muleta de apoyo para que «jóvenes emprendedores puedan materializar sus proyectos, promover el empleo cualificado, y el desarrollo tecnológico e industrial de León», según expone el joven responsable de Carobels en torno al salto al futuro que afronta desde ahora la firma leonesa de cosméticos, en un proyecto que devuelve vida a ese rincón de la carretera de Zamora que fue referente en la expansión leonesa hace casi medio siglo.

La firma de cosméticos Carobels devuelve la actividad industrial a la factoría de Clesa
Comentarios