viernes. 02.12.2022
Sucesos

La Guardia Civil desarticula un punto de venta de piezas de marfil en León

Los objetos intervenidos podrían alcanzar un precio de 240.000 euros en el mercado
Detalle de uno de los marfiles incautados en la operación. DL

La Guardia Civil, en el marco de la «Operación Dentina», ha procedido a la investigación de la propietaria de un establecimiento comercial de la provincia de León por tener a la venta una colección de marfil, lo que implica en un delito de contrabando y contra la flora y la fauna.

Según informó la subdelegación del Gobierno, el inicio de esta operación tuvo lugar en junio de 2019, cuando un equipo del Seprona detectó la exposición para la venta de una importante colección de piezas de marfil de elefante, tanto en bruto como en tallas de figuras y otros productos elaborados, en un establecimiento comercial de la provincia de León.

Según el etiquetado de las piezas el conjunto podría haber alcanzado en el mercado un precio superior a los 240.000 euros.

La Ley de contrabando establece como delito los que realicen operaciones de importación, exportación, comercio, tenencia, circulación de especímenes de fauna y flora silvestres, sus partes y productos de especies recogidas en el convenio de Washington, sin cumplir los requisitos legalmente establecidos, siempre que su valor sea igual o superior a 50.000 euros.

La responsable del establecimiento no pudo acreditar la legal adquisición y tenencia de las piezas incautadas, por lo que se procedió a solicitar del Servicio de Asistencia Técnica e Inspección del Comercio Exterior (SOIVRE) informe relativo a la identificación de las piezas, y valoración de las mismas.

Intervención

Un establecimiento de León vendía las piezas sin garantía de procedencia, en bruto y talladas

El comercio internacional de marfil está prohibido desde 1989, cuando los elefantes africanos obtuvieron la máxima protección bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES).

Para vender este marfil legal en la UE es preciso un certificado de las autoridades, menos en el caso de que se trate de piezas talladas y compradas antes del 3 de marzo de 1947, motivo por el que el Seprona recientemente ha incorporado en sus investigaciones la datación del marfil mediante isótopos de carbono 14.

Un método con el que se puede conocer de manera científica la antigüedad de los colmillos.

La operación se enmarca dentro del proyecto Life «Guardianes de la Naturaleza» contra el tráfico ilegal de especies protegidas y del Plan de Acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres (Plan TIFIES).

Los efectos aprehendidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de León.

La Guardia Civil desarticula un punto de venta de piezas de marfil en León
Comentarios