domingo. 27.11.2022

Los archivos de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía acumulan en la provincia de León una decena de denuncias por desaparición de personas. En total, en la Comunidad son 78 personas, algunas tramitadas en la década de los 70 como el caso del zamorano de Antonio Fernández Río, natural de Losacio de Alba (Zamora), que desapareció en junio de 1974 a su regreso del servicio militar en Melilla y cuya fotografía aparece en la página web de la Guardia Civil.

Aunque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no dan ninguna desaparición por cerrada, la realidad es que el paso del tiempo lleva, inexorablemente, al olvido de la mayoría de los casos y a que su resolución no tenga ningún final. De todas formas, algunas familias se resisten a perder la esperanza y recurren a algunas de las asociaciones privadas que se dedican a difundir los casos por internet con la confianza de que alguien pueda aportar alguna pista.

En León, la desaparición más antigua data de 1982, la de un joven de Toral de los Vados, mientras que la más reciente es la del industrial Carlos Alfonso García-Lubén de Cos, desaparecido en el 2002.

Desde la puesta en marcha en España en enero del 2010 de la base de datos de personas desaparecidas y cadáveres sin identificar, hasta el pasado mes de enero, los cuerpos policiales recibieron un total de 29.607 denuncias, de las que se resolvieron más del 92 por ciento, según confirmó hace unos días en el Senado el ministro del Interior. La Guardia Civil, la Policía Nacional tienen establecido desde el 2009 un protocolo común.

La Guardia Civil y la policía investigan desde 1982 una decena de desaparecidos
Comentarios