sábado 28/5/22
Infraestructuras

La Junta replica al Gobierno que Torneros no necesita evaluación de impacto ambiental

El Bocyl publica la resolución sobre el proyecto de urbanización de la plataforma intermodal que reclama el Gobierno para avanzar en la tramitación 
                      Los terrenos donde debe ubicarse la plataforma intermodal de Torneros. MARCIANO PÉREZ
Los terrenos donde debe ubicarse la plataforma intermodal de Torneros. MARCIANO PÉREZ

El Boletín Oficial de Castilla y León ya ha publicado la resolución que hace público el informe de impacto ambiental del proyecto de urbanización de la plataforma intermodal Torneros-Grulleros, que resuelve que la infraestructura no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente y "en consecuencia, no debe someterse a una Evaluación de Impacto Ambiental Ordinaria". 

La pasada semana el Gobierno condicionó a la publicación en el Bocyl el avance de la tramitación de la infraestructura. El Sepes, la entidad pública empresarial de suelo, criticó a la Junta de Castilla y León por no tener notificación oficial del informe, del que «no se tiene conocimiento de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Castilla y León», señaló en un comunicado.

La resolución de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente determina que la construcción de la plataforma intermodal deberá tener en cuenta los informes de la Confederación Hidrográfica del Duero de los pasados meses de febrero y marzo. En el primer informe señalaba la necesidad de realizar un nuevo estudio hidrológico e hidráulico de los arroyos de La Oncina y Las Fontanillas, para determinar la posible afección al planteamiento propuesto del proyecto. 

En el informe de marzo la confederación señala que en la documentación anterior no se habían tenido en consideración "determinados antecedentes relativos a la aprobación del instrumento de planeamiento, que establece la ordenación detallada de la plataforma intermodal". Señala que el proyecto "ni altera los usos ni las soluciones técnicas establecidas en el plan especial", por lo que "no considera necesario incorporar a la tramitación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto de urbanización el estudio hidrológico hidráulico que inicialmente se había requerido". 

Aunque insiste en que esto "no será óbice para que en el procedimiento de autorización de obras asociadas al proyecto de urbanización se pueda requerir, en caso de considerarse necesario, la incorporación de documentación complementaria con el fin de garantizar el cumplimiento de la legislación vigente en matera de afección por zonas o terrenos inundables". 

El Gobierno aseguró la semana pasada que del informe ambiental «sólo se conoce lo que ha sido publicado en prensa», en relación a la carta remitida por el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la que señalaba que, «una vez aprobado por la Junta de Castilla y León el impacto ambiental del expediente Proyecto de Urbanización de la plataforma Intermodal ‘Torneros-Grulleros’ en los términos municipales de Onzonilla y Vega de Infanzones, es imprescindible conocer los plazos estimados por Sepes y Adif para la ejecución y puesta en servicio tanto de la plataforma logística como de la de la terminal ferroviaria vinculada a la misma».

El Gobierno desmintió estas afirmaciones. «Cuando Sepes reciba el informe preceptivo se proseguirá con la redacción y posterior tramitación del Proyecto de Actuación. Este Proyecto de Actuación en cumplimiento de la normativa urbanística se incluirá el Proyecto de Expropiación, el Proyecto de Reparcelación y el Proyecto de Urbanización», explicaba. 

Medidas correctoras

La resolución publicada en el Bocyl establece las medidas correctoras y protectoras que deben cumplirse. Respecto a la protección de las aguas, se requiere autorización administrativa del organismo de la cuenca para las actuaciones previstas, de forma que se respete la zona de servidumbre de los cauces. Y prohíbe realizar cualquier vertido a los cursos de aguas, o afectar con cualquier actuación a los cauces, la vegetación o la fauna asociada. También necesitará autorización los vertidos a la red de saneamiento municipal de las aguas de las actividades industriales que se instalen en la plataforma. 

Para proteger los arroyos y ríos se evitarán los vertidos de sustancias que puedan contaminar suelos o aguas, tanto superficiales como subterráneas; y se tomarán medidas especiales durante los movimientos de tierra para evitar el enturbiamiento de las aguas. 

Respecto a la protección del patrimonio natural, antes de iniciar los trabajos y "en la época que resulte más adecuada" se identificará la posible presencia de hábitats y flora protegida y se comunicará al Servicio Territorial de Medio Ambiente; y en cuanto a la protección de la fauna se realizará una prospección previa para evitar afecciones a las estructuras de nidificación en los árboles que se corten. Se establece la colocación de cajas nido para aves y cajas refugio para murciélagos. Y vallados que eviten la colisión de fauna y aves. 

Conservación del itinerario romano

Por lo que se refiere a la protección del patrimonio histórico y arqueológico el informe establece que se proteja el antiguo itinerario romano que iba desde Lancia a Astorga, manteniendo los restos materiales. Y si "se mantiene el actual diseño de la urbanización de los terrenos, deberá ponerse en conocimiento del Servicio Territorial de Cultura para establecer conjuntamente las medidas preventivas oportunas mediante la realización de sondeos arqueológicos a lo largo del tramo afectado por el itinerario romano". 

Si durante la realización de las obras aparecen en el subsuelo restos históricos, arqueológicos o etnológicos, "se paralizarán estas en la zona afectada y el promotor lo pondrá en conocimiento de la Junta, que dictará las normas que procedan". 

La Junta replica al Gobierno que Torneros no necesita evaluación de impacto ambiental