miércoles 2/12/20
El universo leonés entra en esfera

León abre el cielo al proyecto de ensayos para jubilar la era de los satélites con globos estratosféricos

El programa de desarrollo está amparado por la UE y trata de competir con Estados Unidos y China

La ubicación de la zona del aeropuerto, clave para la localización de este programa

Imagen de León tomada desde un globo estratosférico en pruebas en la base aérea. ZERO2INFINITY / ARCHIVO
Imagen de León tomada desde un globo estratosférico en pruebas en la base aérea. ZERO2INFINITY / ARCHIVO

La idea de poner visores sobre la tierra se ha diversificado al punto de que León cuenta ya con un sistema de desarrollo para relevar satélites por globos estratosféricos.

Esa es la base de un proyecto que se desarrolla en León, que tendrá de soporte el arco celeste y el sustento del área del aeropuerto, donde se perfilan los ensayos técnicos para llevar a cabo este proceso. Cambiar satélites por la fórmula de poner en órbita globos aerostáticos supone ahora un empeño que involucra a las grandes potencias económicas, tecnológicas y económicas mundiales, en procesos que avanzan de forma paralela impulsados por China, por Estados Unidos y por la Unión Europea.

De la carrera que promueve esta última depende la operación que se ha puesto en marcha en León, y que va a poner esta plaza entre las principales referencias de vanguardia de esta investigación a nivel mundial.

Los globos han abierto una alternativa real al coste elevado que supone poner en danza un satélite, con indiferencia del uso que se aplique después al dispositivo; de vigilancia, de transmisión de comunicaciones, de dedicación a funciones de empresa privada o a secretas operaciones de espionaje y seguridad.

Gráfico-2

En la tarea ya se implica personal cualificado contratado para la función, que requiere de un programa de desarrollo tecnológico antes de comenzar con las aplicaciones prácticas que tendrán como campo de base el espacio del entorno del aeropuerto leonés. Será en una segunda fase del proceso, para la que también se cuenta con el respaldo de diferentes instituciones administrativas y académicas leonesas, que se verán implicadas en este procedimiento de desarrollo tecnológico que apadrina la Unión Europea.

Si la sociedad de ingeniería que lo desarrolla ha elegido León para llevar adelante estas pruebas con el fin de adelantar avances en el relevo de los sistemas de control espaciales, se debe a dos motivos: el primero, la luminosidad que permite el acceso al área de ensayo, desde una base colocada a casi mil metros de altitud y, segundo lugar, por la escasa operatividad que registra el espacio aéreo del entorno de León, que concede un amplio margen para cualquier tipo de actividad alternativa o incompatible con el tráfico aéreo.

No es la primera vez que León se va a convertir en base de operaciones de ensayo con globos aerostáticos; la anterior, a mitad de la pasada década, se centró en el desarrollo de un programa para posibilitar viajes espaciales de carácter privado.

Más fases

Es posible que el programa iniciado para concretar el relevo de los dispositivos de vigilancia requiera de nuevos límites y soportes a medida que avance en los procesos previstos; hasta que llegue a disponer de un espacio físico, terrestre y aéreo, de trabajo en el entorno del aeropuerto para poder hacer efectivos los cálculos que debe desarrollar para poner en servicio los nuevos sistemas de vigilancia, con los que no es necesario desplegar todo un esquema aparatoso del que prescinde y simplifica la puesta en escena, con vista cenital, de un balón vigilante.

De ahí las expectativas creadas en torno a este nuevo cauce de investigación abierto, capaz de colocar cámaras de alta definición con un ángulo de visión y una agudeza suficiente para observar desde el ángulo celestial asuntos terrestres de una forma hasta ahora insospechada.

Otro campo de desarrollo y evolución que ofrece a León una parcela de futuro solo explotada de forma circunstancial por los ejes tecnológicos de referencia en el mundo; de los experimentos que se han llevado a cabo con el patrocinio de los norteamericanos han trascendido algunos resultados que hacen prever que el cauce tendrá éxito. De lo que resulte, del relevo de los satélites por los globos de vigilancia a una altitud tres veces menor, dependerá en parte la aportación del cielo leonés.Gráfico-1

CLIC PARA AMPLIAR

León abre el cielo al proyecto de ensayos para jubilar la era de los satélites con...
Comentarios