jueves 13/8/20
Educación

León blinda el campus para la Ebau

La Universidad extremará las medidas de seguridad para celebrar la Ebau el 1 de julio con policías locales y 25 vigilantes privados 
El personal de limpieza de la Universidad de León extrema las medidas para que la prueba se celebre con todos los protocolos. RAMIRO
El personal de limpieza de la Universidad de León extrema las medidas para que la prueba se celebre con todos los protocolos. RAMIRO

La pandemia ha extremado aún más los nervios habituales de los alumnos de segundo de Bachillerato. Al hecho de que en el tercer trimestre no hayan podido asistir a clase, aunque ahora pueden hacerlo hasta el día 23 de forma voluntaria, para hacer más hincapié en la selectividad, estos alumnos se enfrentarán del 1 al 3 de julio a una prueba marcada por las circunstancias.

Este año, la Universidad de León contará con el apoyo de la Policía Local de León y 25 vigilantes de seguridad para garantizar que se cumplan todos los protocolos y evitar contagios.

Control estricto

A Vegazana solo podrán acceder andando los alumnos y profesores implicados en la prueba

Entre las medidas tomadas por la institución académica está que ningún vehículo podrá acceder a las calles del Campus de Vegazana. Para ello, policías locales se encargarán de la vigilancia y la organización del tráfico en las inmediaciones del entorno universitario para que ningún coche acceda a las instalaciones.

De hecho, la vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de León, Ana García Pérez, precisa que se recomienda a los alumnos de la selectividad que lleguen andando o en transporte público, teniendo en cuenta que es habitual que muchas familias lleven otros años a sus hijos a realizar esta temida prueba en coche.

«No se permitirá pasar a nadie y los padres tendrán que dejar a sus hijos fuera del Campus», explica, en relación a que tope será la entrada de la calle Jesuitas, en la zona alta del Campus y la carretera que circula frente a la Biblioteca San Isidoro. El control se extremará con 25 vigilantes de seguridad en el Campus.

Minimizar contagios

Estará prohibido cualquier intercambio y cada alumno deberá llevar su propio material

Ana García Pérez incide en que se cumplirán al máximo las medidas higiénicas para la realización de la prueba, que este año espera un mayor número de alumnos.

El llamamiento habitual que se hacía otros años a la entrada del aula para que los jóvenes fueran ocupando sus sitios, este año será desde las puertas de las facultades y escuelas. Una vez identificado el alumno mediante su DNI, se le acompañará a su puesto en la clase correspondiente y celebrará todas las pruebas en ese mismo lugar.

«Saldrán en los descansos entre prueba y prueba, pero deberán ocupar su mismo puesto», incide la vicerrectora, quien insiste en que todos los alumnos deberán llevar su material para cada una de las pruebas —como calculadoras o bolígrafos—, «porque se prohibirá el intercambio tajantemente», para evitar contagios.

León blinda el campus para la Ebau