sábado 28/5/22
                      Los camiones de la basura, como el que encabeza la cola de la imagen, suman una larga lista de años de servicio. MARCIANO PÉREZ
Los camiones de la basura, como el que encabeza la cola de la imagen, suman una larga lista de años de servicio. MARCIANO PÉREZ

Hay un Iveco Pegaso con 35 años y varias vueltas del cuentakilómetros, un Ebro de 1991, un Volvo de 1993, una C15 de 1990... Con este parque móvil, que tiene de media de antigüedad 23 años, el Ayuntamiento de León busca ahora un taller que se haga cargo del mantenimiento y la reparación de los 36 vehículos del servicio de recogida de basura y limpieza viaria del municipio. El contrato parte con un presupuesto de 675.000 euros para tres anualidades, a las que se pueden sumar dos prórrogas de un año más cada una, a razón de 135.000 euros anuales. Sobre esta factura, el adjudicatario deberá suministrar los repuestos originales para su cambio en las naves municipales y, a su vez, disponer de profesionales propios para hacer las intervenciones.

El contrato se justifica en la necesidad «imperativa de contar con un servicio técnico que mantenga estos vehículos municipales y suministre repuestos originales para su uso en el taller propio del servicio», como se cita en la documentación rectora, que abunda en que el adjudicatario debe contar con «disponibilidad de un taller adecuado y estocaje suficiente de piezas». La exigencia se da pese a que «el Ayuntamiento de León dispone de un taller propio», como se señala en el documento, en el que se apostilla que en cambio no cuenta con «el personal suficiente para efectuar todas las reparaciones necesarias». Como consecuencia, el consistorio tiene que «desviar a empresas externas especializadas gran parte del trabajo», como apuntan los responsables municipales para argumentar el concurso público abierto.

El mantenimiento abarca a vehículos de diferentes marcas distribuidos en dos lotes: el primero, que parte con una partida inicial de 275.000,02 euros, abarca a los «Iveco, de menor antigüedad y necesidades específicas y Pegaso por ser marca absorbida por Iveco», mientras que el otro, que fija de partida una cuenta de 399.999,98, contiene a los «de gran antigüedad en general, de las marcas Citroën, Ebro, Nissan, Pegaso, Seat, Volvo, Peugeot y Aixam». Además, según se cita, el concesionario deberá contar con servicio de grúas para todos los vehículos 24 horas los 365 días del año, almacén de recambios y taller mecánico completamente equipado y autorizado en un radio no superior a 20 kilómetros de las instalaciones del servicio, ubicadas junto al mercado de ganados, y una unidad móvil para la reparación de vehículos ‘in situ’.

Valoración
Casi la mitad de los aspirantes no acreditan experiencia ni en puestos públicos ni privados

La adjudicación se hará a la oferta más económica. Sin otro criterio de selección, los técnicos valorarán el total ofertado a partir de un catálogo en el que se tiene que proponer la factura por unidad de cada una de las acciones requeridas, como la mano de obra de mantenimiento, que parte de 60 euros por hora como máximo, del servicio urbano de plataforma de grúa de hasta 14.000 kilos en tarifa diurna, desde 269,5 euros, o la rebaja porcentual de los repuestos sobre la tarifa oficial de cada marca comprendida.

El pliego detalla las condiciones que se exigirán al taller. Entre ellas se recoge que «los mantenimientos, reparaciones y suministros se realizarán siempre con piezas originales o autorizadas por la marca y cumpliendo los siguientes; que tendrán que ejecutarse con «máximo 10 días desde la solicitud de reparación, salvo excepciones justificadas»; y que los recambios se suministrarán con «máximo 3 días desde la solicitud de las mismas», aunque se avisa de que «dada la antigüedad de estos vehículos se entiende que determinados recambios no estarán disponibles en los almacenes de España, por lo que en estos casos y previa justificación se podrá ampliar.

León busca taller con 675.000 € de caja para sus 36 vehículos de la basura
Comentarios