domingo 17/10/21
El panorama de la energía

León consume el 83% de la producción eléctrica que genera y exporta su sobrante

El sol y el viento originan ya el 30% de la energía obtenida, en un escenario donde el agua es la reina e irrumpe la biomasa
undefined

energiaGráfico ampliable

En pleno proceso de transición energética, con la descarbonización del parqu e de generación de producción eléctrica y las tres centrales térmicas de la provincia fuera de funcionamiento desde el pasado año y en fase de desmantelamiento, agua, viento y sol son capaces de obtener prácticamente el 75% de la electricidad obtenida en León, como reflejan los datos de 2020. Fuentes renovables a las que ya se une la biomasa, con la mayor planta de producción de España en marcha en Cubillos del Sil, con 50 megavatios de potencia instalada y cuya producción energética figurará en el cómputo global de 2021.

Los propios leoneses consumen el 83% de la energía que se produce en su territorio, mientras que la sobrante acaba fuera de la provincia, normalmente en los grandes centros de demanda eléctrica: zonas más pobladas e industrializadas, como Madrid o lugares semejantes. La pandemia provocó que el año pasado el consumo bajara en León algo más del 3%, principalmente por la incidencia en la actividad económica por los cierres obligados en periodos de confinamiento. Y aunque el agua, a través de los embalses de la provincia, continúa como reina de la generación eléctrica en León, el ‘boom’ de otras energías verdes como el sol y el viento (productoras de un 30% de la electricidad el pasado año) impulsa su protagonismo empujado, además, por una demanda de nuevos parques ya cristalizada en peticiones en proceso de tramitación. En estos momentos, existen 16 proyectos eólicos a la espera, con una potencia planteada en su conjunto de 873,6 megavatios, que de lograr ponerse todos en marcha se unirán a los 19 ya existentes con 440,6 MW.

«León tiene un importante potencial eólico que, gracias a nuevos proyectos, puede redundar en ingresos adicionales para los ayuntamientos, así como para los propietarios de las tierras donde se ubiquen, y en una mayor actividad económica en toda la provincia», asegura Heikki Willstedt Mesa, director de Políticas Energéticas y Cambio Climático de la Asociación Empresarial Eólica. Reclama una mayor celeridad a la hora de la tramitación de los permisos «una vez que un proyecto eólico cumple con todos los requisitos legales tendría que recibir su respectivo permiso sin mayor dilación, para que así se pueda llevar a cabo y empezar a generar electricidad limpia, autóctona y barata, y generar empleo e ingresos para la comarca donde se ubica».

La energía fotovoltaica vive también en León una expansión sin precedentes, con 41 peticiones para desplegar por varios puntos de la provincia parques solares, algunos de ellos con grandes dimensiones, como los que proyecta Naturgy en el municipio de Cuadros: dos instalaciones con una potencia global de 550 MW.

Uno de los objetivos de la Nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2021-2030, que en estos momentos redacta la Junta con el objetivo de alcanzar las metas marcadas por la UE en el horizonte de 2030 en desarrollo de renovables y reducción de emisiones de efecto invernadero, persigue alcanzar un 42% de renovables en el uso final de la energía. El director del Ente Regional de la Energía, Alfonso Arroyo, incide en la apuesta por las energías verdes también como fuente esencial para compensar los 2.200 megavatios/hora que han dejado de producirse al cerrar las cuatro térmicas de la Comunidad, tres de ellas en León (Compostilla, La Robla y Anllares). También recalca la necesidad de potenciar la instalación de sistemas de almacenamiento de las renovables.

León consume el 83% de la producción eléctrica que genera y exporta su sobrante
Comentarios