martes 25/1/22
Exterior de una sucursal de Unicaja en León. MARCIANO PÉREZ
Exterior de una sucursal de Unicaja en León. MARCIANO PÉREZ

El Expediente de Regulación de Empleo de Unicaja Banco afectará de forma relevante a León, que es el provincia en la que el banco malagueño tiene previsto el despido de mayor número de trabajadores: 118 empleados de la entidad financiera serán despedidos de sus puestos de trabajo en un proceso que se llevará por delante a 1.513 empleos en todo el país (1.005 pertenecen a la red de oficinas y 508 a servicios centrales). Andalucía y Castilla-La Mancha son otros de los territorios donde se aprecia un efecto más notable del Ere. Ayer arrancó el periodo formal de negociación del proceso de despido colectivo que Unicaja Banco plantea para un total de 1.513 empleados, de los que 1.005 pertenecen a la red de oficinas y 508 a servicios centrales.

Los datos son relativos a un total de 1.337 empleos, por encima de los 1.005 pendientes de ajustar, debido a que se incluyen también los puestos de algunas personas que ya han pactado su salida antes del ERE, lo que ha provocado cierta confusión ente la representación laboral.

A la espera de aclarar esta cuestión y teniendo en cuenta que se trata de cuestiones abiertas a negociación, la documentación que ha presentado Unicaja refleja que las comunidades en las que se reducirán más empleos son Castilla y León, con un excedente de 401 puestos de trabajo (el 30% del total); Andalucía, con 354 (26,5%); Castilla-La Mancha, con 261 (19,5%), y Extremadura, con 153 empleos (11,4%).

El 7% del excedente de puestos de trabajo se localiza en Asturias, el 3,9% en Cantabria, el 0,52% en Galicia, el 0,3% en Melilla, el 0,2% en País Vasco, el 0,15% en Comunidad Valenciana, otro 0,15% en Aragón, otro 0,15% en Navarra, un 0,07% en La Rioja y otro 0,07% en Ceuta. No está por tanto previsto ninguna reducción de empleo en la Comunidad de Madrid, Cataluña o las islas. Por provincias, las más afectadas por el ajuste de empleo en oficinas, además de León (118), están Málaga (112), Cáceres (112), Valladolid (97), Ciudad Real (95) y Asturias (94). También se reducirán 67 empleos en Almería, 33 en Cádiz, 13 en Córdoba, 25 en Granada, 12 en Huelva, 51 en Jaén, 41 en Sevilla, 2 en Valencia, 2 en Zaragoza, 52 en Cantabria, 46 en Albacete, 47 en Cuenca, 6 en Guadalajara, 67 en Toledo, 13 en Avila, 24 en Burgos, 33 en Palencia, 57 en Salamanca, 4 en Segovia, 20 en Soria, 35 en Zamora, 41 en Badajoz, 3 en La Coruña, 2 en Pontevedra, 1 en Orense, 1 en Lugo, 3 en Vizcaya, 2 en Navarra, 4 en Melilla, 1 en Ceuta y 1 en La Rioja.

Para aprovechar las sinergias y evitar las duplicidades tras la integración de Liberbank también implica cerrar 395 oficinas. Se cerrarán 62 sucursales en Cáceres, 48 en Toledo, 42 en Ciudad Real, 32 en Cuenca, 29 en Asturias, 28 en Cantabria, 19 en Albacete, 18 en Málaga, 16 en Badajoz, 16 en León, 14 en Valladolid, 12 en Zamora, 12 en Palencia, 11 en Soria, 10 en Salamanca o 10 en Jaén.

León lidera el despido colectivo de Unicaja, con 118 trabajadores señalados