viernes. 02.12.2022
Vía entre León y La Robla. MARCIANO PÉREZ
Vía entre León y La Robla. MARCIANO PÉREZ

Adif Alta Velocidad ha aprobado este lunes la licitación de un contrato de suministro, montaje, pruebas y puesta en servicio de los detectores de caída de objetos a vía (DCO) del tramo León-La Robla, perteneciente al Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, por un importe de 1.254.717 euros, ha informado el operador ferroviario en un comunicado.

Los sistemas DCO forman parte de los sistemas auxiliares de detección del tramo León-La Robla y resultan necesarios para la explotación segura de líneas ferroviarias con parámetros de alta velocidad, garantizando en todo momento y con toda seguridad que la vía está libre de obstáculos.

Los detectores DCO tienen como misión la detección y retención de forma segura de los objetos susceptibles de caer a la plataforma de vía desde pasos superiores y bocas de túnel.
Además, permite comunicar simultáneamente a los puestos de mando y enclavamientos electrónicos dichas incidencias.

La finalidad del sistema DCO es aumentar la seguridad en la circulación previniendo la invasión del gálibo de vía de objetos extraños (caídas de vehículos o sus cargos, desprendimientos de terreno, etc…) que puedan causar anomalías o, en último caso, descarrilamientos de trenes.

Estos sistemas constan de un dispositivo de retención y un tendido de fibra óptica que, al resultar dañado por la acción del objeto extraño, transmite una señal que informa de la incidencia a los puestos de mando y enclavamientos electrónicos pertinentes.

Son también objeto de este contrato los trabajos para integrar estos detectores en el telemando de detectores de la LAV León-Asturias, con el fin de facilitar el control de estos sistemas de detección.

Forman parte de estos trabajos los suministros e instalaciones necesarias; el equipamiento de hardware y software; así como las operaciones de montaje y puesta en funcionamiento de las instalaciones.

Esta actuación contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

El tramo de línea convencional León-La Robla, donde arranca la Variante de Pajares, está siendo renovado para dotarlo de doble vía de ancho mixto, dando continuidad al corredor de Alta Velocidad Madrid-Asturias al norte de la ciudad de León.

El proyecto de renovación y adaptación de este tramo incluye la supresión de pasos a nivel, el cerramiento de la línea, la renovación de carril y traviesas, la instalación de tercer carril, la adecuación de la línea aérea de contacto (catenaria) al sistema de tres hilos, así como las instalaciones de control, mando y señalización, protección civil y seguridad, y telecomunicaciones propias de la alta velocidad.

Esta renovación integral permitirá dar continuidad a las vías en ancho estándar, que en la actualidad finalizan en León, y conectarlas con el esquema de vías diseñado para la Variante de Pajares (tramo La Robla-Pola de Lena).

El objetivo final es dotar a la conexión ferroviaria entre León y Asturias de los parámetros propios de la alta velocidad, obteniendo una notable reducción del tiempo de viaje en el trayecto Madrid-Valladolid-León-Oviedo/ Gijón. 

Licitados los detectores de caída de objetos a vía del tramo León-La Robla