domingo. 03.07.2022

Llorente: "No soy un tránsfuga y agotaré la legislatura como vicepresidente"

■  El presidente de Ugal continuará en la Diputación como no adscrito y en las mismas condiciones, salvo que no participará en la Junta de Portavoces


■  Dice que deja libertad a los alcaldes y concejales de su estela que se presentaron bajo el paraguas de UPL para continuar con el partido o como no adscritos. Él rompe con los leonesistas también en Cabreros

matias
El presidente de Ugal y vicepresidente de la Diputación de León, Marías Llorente. FERNANDO OTERO

El eterno Matías Llorente, con cargos representativos en la Diputación desde 1979, ha logrado una enorme expectación con su convocatoria para explicar qué pasará tras la ruptura del pacto de la UPL con el PSOE en la Diputación. Asegura que "no soy un tránsfuga" y que agotará "la legislatura como no adscrito como vicepresidente". Se escuda en que es "libre" porque nunca se afilió a un partido e insiste en que el acuerdo con los leonesistas es "un diputado de Ugal y un procurador de UPL".

En la práctica, la ruptura del pacto se traduce en que UPL pierde su representación en la Diputación, el grupo y la asignación económica del grupo, además de los dos trabajadores, mientras Matías Llorente solo saldrá de la Junta de Portavoces, pero mantiene la vicepresidencia de la institución provincial. "Como diputado no adscrito no tengo ninguna ganancia, sigo renunciando al 20% del salario porque estoy en otros órganos como el de regantes y también sigo renunciando al coche oficial, la única pérdida es en la Junta de Portavoces que pasará a estar integrada solo por PSOE, PP y Cs".


Llorente dio un aviso a navegantes al advertir que en Cabreros del Río dónde es alcalde por UPL también se pasará a no adscrito y deja "libertad" al resto de alcaldes y concejales de otros nueve ayuntamientos y más de una docena de juntas vecinales de su estela para que renuncien a representar a UPL o continúen.


También defendió su gestión, sobre todo, el avance de la banda ancha que llegará a 900 localidades a final de año. Una iniciativa de la que felicitó al presidente de la Diputación, Eduardo Morán, por su gestión ante el Gobierno central para traer la tecnología que "nadie antes había hecho nada".


Además reconoció que "trago saliva" cuando oye hablar de región o de estar en una Comunidad en la que no se cree. "Somos de esta provincia, no de esta región, trabajamos por esta provincia y seguiremos trabajando por los derechos de esta provincia", indicó

Llorente: "No soy un tránsfuga y agotaré la legislatura como vicepresidente"
Comentarios